LOS PRIMEROS AÑOS DEL CASINO DE LALIN


Calle de Lalín donde estaba el antiguo edificio del Casino

Calle de Lalín donde estaba el antiguo edificio del Casino

En el año 1848, existía un casino en Donramiro. En agosto de 1883, ya en Lalín, se estableció un Teatro en el Casino, poniéndose en escena escogidas obras  dramáticas, en las que tomaban parte apuestos jóvenes y lindas señoritas del pueblo y una orquesta formada por socios, que tocaba bonitas piezas en los entreactos, era muy numerosa la afluencia de espectadores, siendo precisa la adquisición de un nuevo local, ya en construcción, para el Casino-Teatro. Estas recreaciones llenaban un vacío en un pueblo de corto vecindario y en el cual la cultura se abre paso con gran dificultad.

Actores de Lalin que participaron en un obra de teatro en el Casino

Actores de Lalin que participaron en un obra de teatro en el Casino

El día 1 de Agosto de 1894, se publicó “El Reglamento del Circulo Recreativo de Lalín”, por la Comisión Gestora, formada por Ulrico Fociños, Emilio Madriñan, Angel Gontán, Ramiro Goyanes y Nuño Goyanes. En el Articulo 1º,  se establecía el objeto de la Sociedad: “es una Sociedad de duración ilimitada, cuyo fin consiste en ilustrar y distraer a las personas que lo componen, por medio de la lectura de periódicos, representaciones teatrales, conciertos, conversaciones y juegos de todas clases, no prohibidos por las leyes”.

En el año 1914, el periodico “La correspondencia gallega”, de Pontevedra, informaba de las obras de mejora del Casino de Lalín y decía que debido al esfuerzo perseverante de los unos y a los constantes anhelos y entusiasmo de los otros, por virtud del importante concurso de todos, puede decirse que son muy contadas las villas de Galicia que hayan levantado un Casino, con edificio propio, confort y lujo, como lo hizo la de Lalín, donde prescindiendo de toda pasión política, se aunaron las voluntades para un fin común y noble: el de crear una Sociedad en la cual la amistad personal y el respeto y ayuda mutuos ocupasen lugar preeminente y justo.

Escena de una obra de treato representada en el  Casino de Lalín. Foto cedida por Mariano Martín

Escena de una obra de treato representada en el Casino de Lalín. Foto cedida por Mariano Martín

Los primeros años de la Sociedad Casino de Lalín, fueron como los de toda colectividad, de lucha, de vida de azares e inquietudes. En el año de 1900 se terminó, con gran contento de todos los socios, la obra de las paredes con destino a la primera casa Casino. Habían costado 25.000 pesetas. Una noche de vendaval se derrumbó totalmente aquella fábrica de granito.

Era a la sazón presidente de la Sociedad el abogado D. Ulrico Fociños, quien, con voluntad de hierro, hizo frente a la situación. Abrió un crédito de 15.000 pesetas y con esta cantidad se pudo dar comienzo a la construcción de un nuevo edificio, planeado por el virtuoso sacerdote y doctor en Ciencias Exactas D. Ramón Aller Ulloa, hijo del notario de esta villa. La Sociedad Casino de Lalín, cuenta hoy con una casa esplendida y tiene saldadas todos sus créditos y compromisos.

Portada del Reglamento del Casino de Lalin

Portada del Reglamento del Casino de Lalin. Año 1894

La Junta Directiva del Casino la formaban: D. Emilio Madriñan, medico, presidente; D. Jesús Aller Ulloa, abogado, vicepresidente; D. Samuel Goyanes, estudiante, secretario; D. Placido Goyanes, administrador de la Tabacalera, tesorero y D. Pablo Palmaz, abogado, censor. Este grupo de jóvenes animosos, que el Sr. Madriñan tan dignamente preside, proyectan realizar una amplia reforma en el edificio social, habiendo presupuestado 25.000 pesetas para este objeto. Tratase de la construcción de una magnifica galería y de adquirir lujoso mueblaje para las distintas dependencias y todos los objetos y adornos necesarios para un hermoso salón de fiestas.  Las obras quedarán terminadas en Septiembre próximo y se inaugurarán con ocasión de las solemnes fiestas que a la Virgen de los Dolores se celebrarán aquí en dicho mes.

 

CONFERENCIA DE DON RAMÓN OTERO PEDRAYO Y DON SALVADOR CABEZA DE LEÓN EN  EL CASINO DE LALIN

La tribuna del Casino de Lalín, nunca tan honrada se vio, como en el mes de Julio de 1930, en que don Ramón Otero Pedrayo y don Salvador Cabeza de León, destacadas personalidades de la intelectualidad gallega, la ocuparon para dar sendas conferencias. El gran salón de fiestas del antiguo Casino, presentaba un bello aspecto. Las conferencias fueron en gallego y por primera vez sonó en el casino con toda su belleza la lengua gallega  por boca de estos dos grandes prestigios de la cultura.

Hizo la presentación de los oradores el abogado de Lalín don Alfredo García Rodríguez. “Juzgo –dijo– innecesaria la presentación por ser de todos sobradamente conocidos estos señores, sino personalmente, a través de sus obras, que son hermanas de sus almas de patriotas y de artistas. Otero Pedrayo, poeta, novelista, crítico, pensador e historiador, tiene hoy tan destacada personalidad que no es posible analizarla en una presentación y sólo el intento de hacerlo sería ridículo. Joven y en lo mejor de su vida, solo Dios sabe a dónde llegará este hombre extraordinario. A nuestro gran catedrático y recto de nuestra Universidad, don Salvador Cabeza de León,  ¿quién no lo conoce y conociéndolo no lo quiere? Galicia tiene para el Seminario de Estudios Gallegos y para estos hombres una deuda de inmensa gratitud. Lalín hoy amoroso los acoge”. El señor García Rodríguez fue muy aplaudido y felicitado por todos.

Sigue diciendo la crónica de “El pueblo gallego”, se levantó Otero Pedrayo y los aplausos lo saludan cariñosos: “Hablaré de Galicia, de una manera especial porque toda mi labor,  a ella la consagro”. Dice que ha soñado con hacer la historia del espíritu gallego y que este sueño, del que hizo una ambición, no podrá ser cumplido ni ser una realidad por falta de base y método. A pesar de todo supone que escribe el libro y en él le dedica las páginas más sentidas y emocionantes a exponer los tres grandes momentos en que el alma de Galicia llegó a mostrarse en toda su plena y fecunda originalidad y que el orador señala con nombres de la historia del arte y que son: el dolménico, el celta, el románico y el barroco. Hace un rápido estudio de cada uno de ellos, mostrando sus más destacadas características en los diversos aspectos de nuestra cultura. La rapidez de su lenguaje, la seguridad con que se expresa y los términos documentadísimos de que hace uso para analizar estas tres épocas de Galicia. Termina anunciando que se prepara la cuarta época para el resurgimiento de una Galicia triunfante y en esta cuarta época está empeñada la dignidad de las generaciones nuevas. Canta al regionalismo con palabras de una justeza acabada y sin réplicas posibles. La disertación del señor Otero Pedrayo fue una soberbia pieza oratoria. Una gran salva de aplausos y muchas felicitaciones fueron el premio a su conferencia inolvidable.

Don Salvador Cabeza de León, habló de Galicia y su oratoria, siempre joven y vigorosa, fue de aliento y de enseñanza para la juventud a la que él quiere dar lecciones de patriotismo y de galleguidad. Predica con el ejemplo y el mayor exponente de patriotismo y de galleguidad al frente del Seminario de Estudios Gallegos. El Señor Cabeza de León fue aplaudidísimo.

 

BANQUETE-HOMENAJE A VARIOS DESTACADOS MIEMBROS DE LA COLONIA GALLEGA EN BUENOS AIRES

En Julio de 1952, tuvo lugar en el salón de fiestas del Casino de Lalín  el banquete-homenaje a varios destacados miembros de la colonia gallega en Buenos Aires. Con el presidente del Casino, don Laureano García Guitián, ocuparon la presidencia del acto los homenajeados don Javier Vázquez Iglesias, presidente el Centro Gallego de la capital argentina; don Manuel Alén, secretario de dicha entidad; el que fue primer presidente del Centro Orensano en Buenos Aires, don Claudio Fernández y los lalinenses don Luis Goyanes Lamas, presidente intersocietario de los distintos Centros del Partido de Lalín, en Buenos Aires y don Marcial López Taboada, secretario del Centro de Hijos de Lalín. Además de otras distinguidas damas lalinenses, concurrieron al acto las señoras de Vázquez Iglesias, de Fernández y de Goyanes. También ocupaban lugares destacados en el banquete, al que asistieron más de 60 socios del Casino, los directivos del mismo don José Pedreira, don Jesús Rodríguez, don Perfecto Aller y don Gonzalo Goyanes; el alcalde de la villa, don Alfonso Garra Goyanes; el primer teniente de alcalde, don Ramón Moure y el diputado provincial, don Luis González Taboada.

A los postres de la cena, ofreció el banquete  el presidente del Casino, señor don Laureano García Guitián, elogiando la potencialidad expansiva de los gallegos, concretando que los lalinenses ausentes están demostrando ser más gallegos aun que los redientes en la tierra natal, por cuanto no cesan de enviar valiosos donativos para obras docentes y benéficas, como hicieron últimamente con el llamado Hospitalillo. Tras dedicar un saludo a las damas presentes, terminó el señor García Guitián ofreciendo el homenaje, que no es solo –dijo- del Casino, sino del pueblo lalinense, ofrendando un emocionado abrazo a todos los gallegos residentes en la Argentina.

Seguidamente, don Luis Goyanes Lamas, habló para comenzar por sentirse privilegiado de haber nacido en un pueblo como el de Lalín, que tanto sabe agradecer cuanto hacen los hijos ausentes por él. Habló en nombre de los homenajeados, diciendo que aceptaban el cariñoso homenaje no solo como lalinenses y gallegos, sino como españoles que rinden culto a su tierra natal lejos de ella, rinden también constante recuerdo a la Patria. Dedicó muy elogiosas frases al señor Vázquez Iglesias por su entusiasta labor de aglutinamiento de los diversos sectores de la colectividad gallega en Buenos Aires, orientando todo ello en el sagrado culto rendido a ese templo regional que es el Centro Gallego.

A requerimiento de la concurrencia habló también, el señor Vázquez Iglesias que puso de relieve la destacada personalidad que en la Argentina tienen los lalinenses y terminando por ofrecer a Lalín, a través de la directiva del Casino, un donativo en nombre de los homenajeados, para invertir cierta cantidad en algún premio escolar o benéfico.

Intervinieron después otros oradores, entre ellos el prestigioso abogado don Alfredo García, que pronunció una salutación lirica; el médico don Salvador Madriñan, que leyó unos graciosísimos versos en gallego; el secretario del Centro Gallego, señor Alén, el señor López Taboada y otros.

Finalmente amenizaron la fiesta con bailes y canciones regionales los componentes del grupo “Os Deza”, que fueron muy aplaudidos y felicitados.

GRAN FESTIVIDAD CULTURAL EN EL CASINO DE LALIN. AÑO 1929

En Agosto de 1929, los señores don Alfredo García Rodríguez, don Jesús Goyanes y don Adolfo García Basterra, organizaron una velada con el fin de introducir mejoras de carácter cultural en el Casino.

El amplio salón-teatro, donde cabían seiscientas personas, resultó pequeño para acomodar en él las personas que querían ver la comedia de los hermanos Quintero: “AMORES Y AMORIOS”, cuya representación corrió a cargo de distinguidas señoritas y jóvenes de la villa que con todo entusiasmo se habían entregado a los ensayos para poner en sus respectivos papeles el alma.

Fueron muchas las personas que tuvieron que permanecer de pie. El Salón y el escenario fueron adornados con gusto; y el telón de fondo del escenario, representando un paisaje, fue obra del joven dibujante “LAXEIRO”, artista en cuyo cerebro se agitan las más atrevidas ansias de llegar; ansias que es preciso proteger para que no se malogren. El publicó admiró la obra de este artesano-artista acerca del cual dijo el abogado don Alfredo García Rodríguez unas palabras que ahogaron los aplausos entusiastas de los presentes como premio a su labor. En cuanto a los noveles actores, el temor los envolvía, pero se sobrepusieron a él y cada uno hizo lo suyo con amor y entereza.

El papel de Isabel lo encarnó la bella señorita Amparo Moure Carrero; con un poco más de soltura y desenfado, llegará a ser una gran artista. Al de Julia y Nieves le daban vida con su gran simpatía y belleza las hermanas señoritas Carmela y Adelaida García González. Matilde era el papel de la señorita Rita López Martínez; el de Irene lo representaba Maruja Otero y el de Mercedes María Ester Santos. Todas estuvieron admirablemente bien.

Los hombres cada uno se ajusto con precisión a lo suyo: “Juan María” lo representaba Alfredo García Rodríguez, “D. Leoncio” Alfonso Goyanes Sotelo; “D. Alejandro” Inocencio García Rodríguez; “Jorge” Adolfo García Bastera; “Moita”, Alfonso Rivera Simón; “Rafael” Ramón Moure Carrero y “Chuti”, Marcial López. De apuntador actuaba Jesús Goyanes.

El publico premio la labor de los artistas con grandes  aplausos. Para asistir a esta velada vinieron personas de Chantada, Rodeiro y otros puntos del partido. De Lalín asistió a la velada lo más distinguido. Al final hubo un animadísimo baile de sociedad. Los comienzos de esta cruzada cultural que Lalín tanto precisaba, no han podido ser de mayor éxito ni de más positivos resultados. Ahora, no hay que desmayar.

Antonio Vidal Neira. Madrid, Abril de 2013

Publicado en Faro de Vigo, el 21 /9/2013. PULSAR

Anuncios

7 pensamientos en “LOS PRIMEROS AÑOS DEL CASINO DE LALIN

  1. Me parece fantástico la publicación de todos estos trabajos del Sr. Vidal Neira. Nos hace recordar la historia de una comarca y lo mas importante, para mi, es la curiosidad que me despierta en saber cada día algo mas. Gracias por estos escritos.

  2. gracias por los escritos ,rememoro mi infancia en lalin ,me ha hecho mucha ilusion saber también que mi abuela ,junto con mi madrina y su hermana hacian pinitos como artistas de mi abuela decian que era Maruja goyanes para el piano como gayarre para el canto llano ,mi madrina Aurora goyanes me contaba anecdotas de su juventud que ahora compruebo eran reales

  3. Sempre é un pracer ler estos artigos. COMPLETO!! debía ser o Regulamento do Círculo Recreativo cando a Xunta xestora estaba formada por 3 dos 6 abogados de Lalín, un deles ademais xuiz municipal, un médico e un administrador de correos (este non sei se naquel tempo exercía como tal ou tomou posesión do cargo con posterioridade).

  4. Son muy interesantes sus comentarios, Ud. sabe más de Lalín que yo, por ello le agradezco mucho sus aportaciones. En la publicación del reglamento del Casino participaron tres abogados: Ulrico Fociños, Ramiro Goyanes, Angel Gontán (Juez), un medico: Emilio Madriñan y un administrador de correos: Nuño Goyanes.

  5. Sinceramente,de Lalín apenas sei nada, anque gardo bos recordos do meu bacharelato… Sí existe un nexo que gratamente me levou e me leva a ler os seus artigos e este é o Concello de Agolada. No presente foi concretamente o Señor de Borraxeiros, que polo que vexo estaba moi atarefado naquelas datas (Avogado, Xuiz municipal, Presidente do Casino, Alcalde de Santa Eulalia de Artoño, Habilitado do Maxisterio de Ensino Público en Agolada e quen sabe cantos cargos mais!!

    • El Sr. Ulrico Fociños ademas de todos los cargos que tenía, le quedó tiempo para escribir un artículo sobre el monasterio de Osera, titulado “El Imperial Monasterio de Santa María de Osera”. El bisabuelo de mi padre se llamaba Luis Salgado Frade (fue procurador de Lalín) y era natural de Ribadulla (Santiso), como Ud. también se apellida Salgado igual sabe algo acerca de este apellido.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s