Imagen

HISTORIA DEL SANTUARIO DE NUESTRA SEÑORA DE MONTSERRAT


Capilla de Nuestra Señora de Montserrat

Capilla de Nuestra Señora de Montserrat

A un kilometro de Lalín y al pie de un “Castro” que aún se conserva en magnifico estado y desde el cual se contempla uno de los más hermosos paisajes de las altas tierras de Deza, se asienta la señorial parroquia de Donramiro, cuyo caserío preside una bella Iglesia, terminada en el siglo XII y reformada totalmente en el siglo XVII, con un retablo que es una de las obras más bellas del barroco de toda la comarca.

En dicha parroquia, en el “Castro”, existe una Capilla-Santuario, que según el Catastro de Ensenada, estaba dedicada a San Roque y donde el Rey tenía  una dehesa, cuyo culto se perdió y probablemente a partir del siglo XVIII, se empieza a practicar el culto a Nuestra Señora de Montserrat, pero este no se legalizó canónicamente hasta el 5 de septiembre de 1882, siendo cura párroco el ilustre Sr. Don Laureano Guitian Rubinos, por medio de carta firmada por Ramiro Rondamilano del Real Monasterio de Montserrat y en virtud del cual, por concesión y diploma del Ilmo. y Rvdo. Padre Abad del Monasterio de Montserrat, fue agregada la Capilla Santuario de Donramiro, a la Pontificia y Real Cofradía de Nuestra Señora de Montserrat, erigida en el antiquísimo Santuario de ese nombre que se venera en las montañas de Cataluña, haciendo participe a los fieles que se inscriban en la Cofradía de todas las gracias y privilegios otorgados por la Silla Apostólica al  primitivo Santuario; se procurará al ser admitido en la Cofradía recibir los Santos Sacramentos para poder ganar la indulgencia plenaria, concedida al nuevo Cofrade por el Pontífice Pablo V.

Capilla de Montserrat

Capilla de Montserrat

La Cofradía se constituyó en el año 1886, cuyas reglas fueron aprobadas el mismo año por el Ilmo. Sr. Obispo de Lugo  Fray Gregorio María Aguirre García. No se exigía ningún requisito para ingresar como cofrade, sino que era suficiente con solicitarlo. Los cofrades tenían que pagar anualmente para ayuda del culto “medio real”. Al organizarse la Cofradía ingresaron 350 cofrades, permaneciendo así hasta 1910, llegando a estar inscriptos unos 2300, empezó a languidecer a partir de los años 60, no existiendo ningún cofrade en la actualidad.

Día que se bendijo la imagen de la Virgen, con la madre del donante

Día que se bendijo la imagen de la Virgen, con la madre del donante

Todos los años en el domingo siguiente al 8 de Septiembre, se celebra en el Santuario, una solemne función a la Virgen de Montserrat, acudiendo de todas las parroquias del contorno, multitud de personas a tributar culto y ofrecer sus limosnas a tan milagrosa santa. Los festejos populares tienen lugar durante tres días, sábado, domingo y lunes, siendo precedidos de una piadosa novena, después de la cual y en cada uno de los nueve días, se celebra el Santo Sacrificio de la Misa, que se aplica por todos los cofrades vivos y difuntos. Este Santuario no cuenta con otras rentas ni fondos más que el “medio real” que pagan los cofrades y las limosnas que la caridad de los fieles deposita a los pies de la Virgen, para sufragar los gastos del culto y las  mejoras del santuario. Aparte de los exvotos, hay muchos donativos especialmente carnes de cerdo y cereales (trigo y maíz), cuyos productos son subastados el lunes, después de la misa solemne, y con lo que se obtenía, era costumbre que el párroco sufragase los gastos de una banda de música y el fuego, pues el resto de los festejos corrían por cuenta de los vecinos de la parroquia. Era corriente que muchos devotos por penitencia diesen vueltas de rodillas alrededor del santuario.

Coincidiendo con las funciones religiosas, se celebran las fiestas profanas, constituyendo unas de las más típicas de la Región.   A esta romería era costumbre tradicional el que concurrieran la casi totalidad de las familias de la comarca con sus cestas bien provistas a fin de comer en la hermosa robleda que circunda el Santuario, siendo de destacar la hermandad y alegría que presidia el festejo y también las atenciones por parte de los vecinos de Donramiro. Los lalineses consideran estas fiestas como si fuesen  las suyas propias y allí se trasladan durante los días de las mismas.

Imagen de la Virgen que preside el altar de la capilla

Imagen de la Virgen que preside el altar de la capilla

En los primeros tiempos del culto existía una imagen barroca tallada en piedra, la cual en el día de la función era sacada procesionalmente, pero debido a su peso fue sustituida por otra que hoy es la que ocupa el Altar en su Capilla, luciendo una hermosa cabellera. En el año 1927, para conmemorar que doña María Fernández, viuda de don Manuel González, cumplía cien años, su hijo Guillermo González Fernández, comerciante establecido en la Argentina, regaló una soberbia imagen de Nuestra Señora de Montserrat, que actualmente está en el altar lateral izquierdo de la Iglesia Parroquial y que todos los años el domingo que se celebra la fiesta es llevada en procesión a la capilla y se devuelve también en procesión a la iglesia el ultimo día de la novena (martes), donde permanece durante todo el año.

El día de la bendición de la nueva imagen, se celebró una gran fiesta. Don Guillermo no pudo asistir, asuntos urgentísimos le retuvieron en Buenos Aires, de donde se recibieron cuatro cablegramas de felicitación. La esplendida imagen estaba guardada en el domicilio de su madre doña María,  de donde salió en procesión en medio de un inmenso gentío hacia la capilla de Montserrat. Presidia la ceremonia el párroco de Lalín don José María López Castro, los sacerdotes don Ramón Aller, don Jesús Temes Bolaño, que había sido ecónomo de Lalin, y que era párroco de Donis (Asturias), intimo de la familia que hizo el viaje con este objeto, el padre Jerónimo, superior benedictino de Monforte, el abogado don Domingo Pablo Palmaz y sus hijos y nietos. Una vez en la capilla, hubo una misa solemne y se bendijo la imagen. Ofició la misa don Jesús Temes Bolaño, asistido por don Ramón Aller y don Nicolás López Ares, predicó el padre Jerónimo, que pronunció una esplendida homilía alusiva al acto. La banda de la Gesta amenizó la fiesta y hubo gran disparo de bombas.

En la actualidad sigue siendo una de las romerías más tradicionales de toda la comarca de Lalín, por el gran número de devotos que congrega y por las grandes fiestas profanas,  en las que reina la música y la camaradería.

En el año 1900, tuvo lugar una lucha campal en la romería cuando los mozos se retiraban a sus casas 

Según cuenta el periódico  El Correo de Lugo,  del 19 de septiembre de 1900,  entre los paisanos de las parroquias de Donramiro, Villanueva y Moneijas, se liberó  una verdadera lucha campal en la romería de Nuestra Señora de Montserrat. Cuando los mozos de Villanueva y Moneijas se retiraban para sus casas, fueron insultados por los de Donramiro, con disparos de armas de fuego, acaso para demostrarles el valor y arrojo que aun conservan de las guerras de Cuba y Filipinas. Los otros que también supieron desmostar su heroísmo en ambas colonias les contestaron con la voz de ¡Abajo valientes!, porque aquellos ocupaban mejores posiciones que estos. Por fin los de Villanueva y Moneijas cansados de esperar a que bajasen los de Donramiro, decidieron ir al campamento de aquellos para desalojarlos de él. La empeñada lucha que entonces se trabó entre unos y otros fue terrible. Pistolas, palos y navajas salieron allí a relucir y los de Donramiro, viendo que las cosas seguían a mayores, emprendieron la retirada abandonando en el campo dos heridos. Estos se llamaban Benito Ferradas Blanco y Emilio González. El primero recibió un balazo en la espalda y el segundo otro en el vientre. Ambas heridas fueron calificadas de graves por los facultativos que los reconocieron. Del hecho se dio conocimiento al Juzgado instructor de Lalín.

Antonio Vidal Neira. Madrid, Abril 2013

Publicado en Faro de Vigo, 15-9-2013. PULSAR

Anuncios

2 pensamientos en “HISTORIA DEL SANTUARIO DE NUESTRA SEÑORA DE MONTSERRAT

  1. Interesantes los artículos que publica El Faro de Vigo sobre la comarca del Deza y que son firmados por el nistoriador Antonio Vidal Neira.Son artículos con fundamento en una rigurosa documentación.

  2. Parece que existe una leyenda no documentada literalmente; que a partir del periodo social convulso ( vaguadas, circumcelliones de vida politico-religioso cambiante surge en el noroeste una corriente ascética oponiéndose a una iglesia acomodada disfrutando de la opulencia y elitista, surge en la Galaxia la corriente Priscilianista, también llamada Rigorosa fundada en torno al 379, que comienza un periodo predican te, en la que propugna un cristianismo ascético, que incluye desde el vegetarianismo al celibato, incorporando a la liturgia elementos populares como el baile o la eucaristía al aire libre y admite la posibilidad de la lectura e interpretación de textos apócrifos, a raíz de este interpretación surge el movimiento he remita prescilianista que que es ascético, práctica la oración, penitencia y practicar la caridad, y así es como llegamos al he remita del castro de Donramiro, que por la orilla sur del castro pasaba el camino sur de las estrellas y en el castro existía un eremita que ayudaba a los caminantes del camino de las estrellas dándoles algo cobijo en su cabaña cobijo, algo de comida y curaba las heridas y los caminantes dejaban algo que llevaban, y en una ocasión un caminante originario de Tarraconenses le dejo ubusto de una imagen, que según el caminante seria muy milagrosa; el hermitaño realizó un pequeño altar en la cabaña, le rezaba y pedía su intersección para que las almas de los fieles critiandad fueran conducidos al paraíso de las estrellas y así fue creciendo la fama del busto de piedra de ser milagroso, que cuando había sequía o algún acontecimiento en el que fuera necesaria la intervención divina se sacaba en procesión el busto de piedra, por no saber el nombre del busto y por cosiderarlo pagano se añadió al altar una imagen de San Roque, al que se le dedicó la hermitaño, el caminante que viajaba en un carro le dijo al eremita que los segundo domingo de septiembre se sacará en procesión y si era posible se hiziera alguna ofrenda .A pesar de haberse perdido el culto al busto y a sa Roque, después que el caudillo musulmán Muza pasase con su ejército para invadir la diócesis de Lugo, Abu Abd ar-Rahman Musa Nusair llego a Lugo en agosto del año 708 destruyendo la ciudad y haciendo prisionero al obispo Odoario llevado prisionero al norte de África, y de esa fecha vuelve a cojer fama el busto de piedra al que se encomendaron los habitantes de las zonas de Sotolongo, Don Sión, Catas os y Donrramiro, se enfrentaron cerca del castro de don Ramiro al caudillo musulmán tarifas ibn al-Lajmi ( que se dirija a Lugo para consolidar y extender la fe musulmana en los dominios de diócesis lucenses ) y fueron derogados por las gentes de las cercanías del castro, y ahí empezó la reconquista de galicia por pre de los cristianos, que persiguieron al ejército musulmán pasados dos ríos a mediados de junio de 709, después se dirijieron a la reconquista de Lugo que en el año 722 cojieron prisionero al callo Muza, obligándose a devolver al obispo Odoario a Lugo, que este reconstruyó la ciudad y organizo distintas feligresía de la diócesis, esa victoria se atribuye al busto que resultó ser el busto de la virgen de Monserrat

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s