TESTAMENTO DE DON FRANCISCO ANTONIO VARELA Y SAAVEDRA


Dueño y señor de la casa pazo de Beílas, en la feligresía de San Miguel de Goyás, ayuntamiento de Lalín, provincia de Pontevedra. Fue Teniente Juez y Justicia Ordinaria de la Jurisdicción de Deza. Participó en el Interrogatorio del Catastro de Ensenada en dicha jurisdicción. Este testamento fue hecho y otorgado el día 2 de octubre de 1777. En la actualidad se encuentra en el Archivo de la Real Chancillería de Valladolid y pertenece a los documentos de un pleito sobre “Sucesión de los bienes vinculados fundados por Gregorio Salgado y Andrea Varela”.

Ruinas de la Casa de Beílas

Ruinas de la Casa de Beílas

En el nombre de la Santísima Trinidad, Padre, Hijo y Espíritu Santo, tres personas distintas y un solo Dios verdadero, que viven y reinan, sin principio ni fin. Amen. Vieren como yo Don Francisco Antonio Varela y Saavedra, dueño y poseedor que soy de esta casa y pazo solar de Beilás, del de Villamaior de Ulloa, señor del coto y jurisdicción de Ramil, sus vínculos y mayorazgos; enfermo en cama de enfermedad natural, que Nuestro Señor Jesucristo fue servido darme, pero en mi  sano juicio y natural entendimiento, creyendo como firmemente creo en los muy altos misterios de la Santísima Trinidad y en todo aquello que tiene, cree y confiesa Nuestra Santa Madre Iglesia Católica Romana, en cuya divina fe he vivido y en adelante prometo vivir y morir y recelándome de la muerte que es cosa natural a toda viviente criatura, para que mis cosas queden bien dispuestas y ordenadas y mi anima vaya en carrera de salvación, por ante el presente  escribano y testigos, hago y ordeno esta mi manda y testamento, ultima y postrimera voluntad, en la forma y manera siguiente:

Primeramente, mando y encomiendo mi anima a nuestro Señor Jesucristo que la compró y redimió por su preciosa sangre en el Árbol de la Santa  Cruz y el cuerpo a la Tierra de que fue formado, el que quiero sea amortajado en un habito de Salvación de Nuestro Padre San Francisco y sepultado dentro de la parroquial iglesia de San Miguel de Goyás, donde soy feligrés y en una de las dos sepulturas que tengo en el coro de ella, con las armas de esta casa.

Ítem, mando que el día que me muera, siendo ahora competente,  se principie a hacer sacrificio por mi anima, prosiguiendo  hasta nueve días completos, con seis señores sacerdotes o más, si pudiesen ser habidos, los cuales han de asistir a la vigilia y misa cantada, que en el discurso de los nueve se haya de celebrar en dicha iglesia.

Ítem, mando se ofrende por mi anima y mas que fueren del agrado de Dios, el día de mí entierro por las especies acostumbradas, un doblar de setenta y cinco reales de vellón.

Ítem,  mando se me digan por dicha mi anima, en el día del referido mi entierro y cabo de año, ciento cincuenta misas cantadas y rezadas con sus vigilias y responsos, incluso  en ellas las del Derecho Parroquial.

Ítem, mando se me digan por dicha mi anima, diez misas rezadas en el altar de Animas, otra al Santo Cristo de Orense, seis a nuestra Señora de las Ermitas, otras seis a nuestra Señor de los Milagros, dos a nuestra Señora del Faro, dos a Nuestra Señora de Lemparte, dos a nuestra Señora de Aveledo, dos a nuestra Señora de Donramiro, dos a nuestra Señora de los Desamparados, a mi patrón San Miguel seis, al glorioso San Antonio otras seis, a nuestra señora del Rosario otras seis, a la gloriosa Santa Mariña de Velelle seis ferrados de trigo asemade para su obra, a nuestra señora de Bentosa dos misas, a nuestra Señora da Lage dos misas, a nuestra señora de la Esclavitud dos, a nuestra Señora del Carmen dos, al Ángel de mi Guarda y al Santo de mi nombre seis misas, todas ellas rezadas, dichas en cualquier parte y por la limosna de cada una dos reales de vellón asemade y a la Santa Cruzada, Casa Santa de Jerusalén y más ordenes mendicantes la limosna acostumbrada, todo ello asemade por una vez y no más, con que les aporto de todos mis bienes.

Escudos de la Casa de Beilas

Escudos de la Casa de Beilas

Ítem, digo que yo he quedado por hijo legitimo y de legitimo matrimonio maiorendias de Don Matías Varela y Saavedra y Doña Baltasara de Avalle y Camba, nieto de Don Gabriel Vázquez Varela y de Doña Ángela Varela y Saavedra y por derivación de esta,  me proviene la casa de Villamaior de Ulloa y más a ella agregado, como hija legítima que había sido de Don José Varela Saavedra y Doña María de Gundin, ya fue hijo del capitán Juan López y Saavedra, fundador del vinculo de dicha casa, bisnieto por línea recta de varón de Don Alonso Vázquez Varela y Doña Juana de Camba y Osorio y tercer nieto de Don Jerónimo Varela y Doña Jerónima Sánchez de Traspenas y  cuarto nieto de Don Alonso Vázquez Varela y Doña Magdalena de Ventosa y Becerra, fundadora del vinculo de esta casa de Beilás, quinto nieto de Lope Varela de Beilas y de Inés Alonso,  sexto nieto de Alen Vázquez Varela, séptimo de Gil Varela de Beilas y Maior Vázquez, octavo de Gómez Varela de Beilas y por la derivación y legitimidad que va expuesta, me provienen dichas Casas y Señorío, y yo lo estuve casado legítimamente con Doña Juana Rosa Yáñez Vaamonde, al de presente difunta y durante matrimonio hemos tenido y procreado por nuestros hijos legítimos a Don José Antonio Mayor, en días al de presente difunto, Doña Narcisa casada con Don Juan de Varea y Castro, en la feligresía de Santiago de Fontao, Doña María casada  con José Peiteado, Don Juan cura actual de Brantega, Doña Josefa casada con Don Pedro Blanco, Doña Isabel casada con Don José Taboada en Medeiro, Doña Francisca Varela y Saavedra casada con Don José Taboada y a Doña Bernarda que murió después de la muerte de la referida su madre, todos ellos mis hijos legítimos y que me han quedado de la dicha mi mujer.

Ítem, digo que yo estoy debiendo a Don Miguel Saco Taboada, mayordomo del Excelentísimo Señor Conde de Lemos, la partida de dinero que costará en papel de alustre que entre los dos hemos hecho, firmado de nuestro pulso, que en mi poder se halla un tanto de él y otro le quedó al dicho Don Miguel y además de ello también le estoy debiendo otra partida de dinero, todo ello procedido de los frutos diezmales y en curso, perteneciente a su Excelencia en esta citada feligresía de Goyas, por haberlo yo recaudado y aun lo estoy haciendo, mando a mis herederos paguen y a mí no me deben cosa alguna y lo que se me pueda deber también costará de papeles.

Ítem, digo que de dicho mi hijo Don José que estuvo casado con Doña Micaela Varela de Brandariz, que vive en la casa de Castro de Baiña, también han quedado por hijos legítimos Don José Francisco Maior, en días cura actual de San Pedro de Baiña y anejo, Don Matías, Doña Teresa, Don Juan y Doña Juana Varela y Saavedra que se hallan en la compañía de la dicha su madre, a excepción del Don José Francisco y la Doña Teresa que esta se halla casada con Don José Varela Palomo, dueño de la casa de Caira y al citado Don José Francisco mi nieto le toca y pertenece como tal hijo mayor del referido Don José mi hijo difunto, la sucesión de todos mis bienes vinculares y los de dicho su padre que tenia heredado por la referida Doña Juana Rosa mi mujer.

Ítem,  mando a Doña Narcisa Varela, mi hija mujer del citado Don Juan de Brea, cien ducados de vellón, lo que le entreguen de cuenta de mis bienes según encargo que ha hecho Don Pedro Varela y Saavedra, cura que ha sido de la feligresía de Santa María de San Julián de Bentosa, mi tío a fin de que se le entregasen a la sobre dicha  lo que no he ejecutado hasta ahora.

Ítem nombro por mis cumplidores albaceas y testamentarios de este mi mando y testamento a Don Melchor Taboada y Mosquera mi primo, canónigo en la Santa Iglesia del Señor Santiago y a Don Cayetano Gil Taboada cura actual de esta dicha feligresía de Goyas, a los cuales y cualquiera de ellos insolidum, doy todo mi poder cumplido,  para que después de yo muerto entren en mis bienes y de ellos tomen los necesarios y vendan en publica Almoneda o fuera de ella y de su valor hagan cumplir y cumplan con lo por mi dispuesto y ordenado dentro del año y día mi albaceazgo y el demás tiempo que quisieren y fuese menester, se lo prorrogo.

Ítem, nombro por mis únicos e universales herederos a los referidos mis hijos y nietos para que dé cumplido con esta mi disposición hayan y lleven todos mis bienes según les correspondan y por este mi testamento revoco, anulo y doy por nulo de ningún valor ni efecto otro cualquiera testamento, manda o codicilio o poder para testar, que solo quiero valga este que al presente hago y otorgo, por ante el presente escribano y de los testigos que de mi orden han sido llamados y rogados y aunque se firmar, por la aceleración del pulso y gravedad de la enfermedad no puedo hacerlo, ruego a uno de ellos lo firme por mi y dé su nombre, que lo son a todo ello presentes Manuel y Francisco de Palmaz hermanos, Miguel de Carral, Manuel de Alvarellos y Miguel Paxaro López, todos vecinos de este lugar de Beilas, feligresía de San Miguel de Goyas, jurisdicción de Deza, donde es fecho y otorgado y dentro de la casa y pazo solar donde vivo a dos días del mes de octubre, año de mil  setecientos setenta y siete, yo escribano que de todo ello doy fe, conozco al otorgante y la misma, doy de que según sus razones y conocimiento que tiene de mi escribano y testigo, se halla el otorgante en su sano juicio y natural entendimiento de que asimismo doy fe y también doy fe que le advertí que siendo necesario la manifestación en el oficio de hipotecar, lo hago con la copia de este dentro del término prevenido de que hago fe: como testigo y a ruego Manuel de Palmaz = Ante mi Miguel Pájaro Sánchez.

Antonio Vidal Neira. Lalín, 6-10-2013

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s