RAFAEL GIL OLMEDILLA


ABOGADO, TENIENTE ALCALDE DE LALIN, OFICIAL DE LA MILICIA NACIONAL, VOCAL DE LA JUNTA NACIONAL, JUEZ Y COMENDADOR DE LA ORDEN DE CARLOS III

Rafael Gil Olmedilla, nació el 21 de Julio de 1818 en la Coruña,  hijo legitimo, tuvo dos hermanos sacerdotes, Buenaventura Gil Olmedilla, cura de Sobrecedo, en la provincia de Lugo y Ángel Gil Olmedilla, cura de Santa Eulalia de Camba, en la provincia de Pontevedra. Después de hacer los estudios primarios y secundarios, el 3 de Junio de 1839 hizo oposición a una beca de las que se hallaban vacantes en el Colegio Mayor Fonseca de la ciudad de Santiago, le fueron aprobados sus ejercicios y  siguió la Carrera Literaria en la Universidad de Santiago, donde obtuvo el grado de Bachiller en Leyes, el 12 de junio de 1842, previos los correspondientes ejercicios que le fueron aprobados nemine discrepante. El 11 de Julio de 1842 se recibió de Abogado en la Audiencia de la Coruña,    después de haber sido examinado y aprobado.

Casa de Donramiro donde vivió D.  Rafael Gil Olmedilla

Casa de Donramiro donde vivió D.
Rafael Gil Olmedilla

Según certificación de D. José Crespo Villar, Alcalde Constitucional del Ayuntamiento de Lalín, el Sr. Gil Olmedilla fue vecino de Santa María de Donramiro en el citado distrito de Lalín, desde el año 1842, donde estuvo ejerciendo la profesión de Abogado, hasta el año 1849, durante ocho años. Tuvo el honor de pertenecer como Oficial a la  Milicia Nacional del distrito y desde el 1 de enero de 1843 hasta el 30 de marzo de 1844, fue Alcalde 2º Constitucional del Ayuntamiento de la Villa de Lalín y según consta por varias certificaciones libradas por los Escribanos y Procuradores del Juzgado de 1ª Instancia, por el Ayuntamiento  y por los pueblos de Chapa, Dozón, Carbia y Rodeiro, no solo consta que correspondió del modo más satisfactorio a la confianza que depositaron en él cuando le nombraron, sino que además desempeñó con delicadeza, decoro, acierto y entereza la administración de Justicia en Primera Instancia durante las ausencias e indisposiciones del Alcalde 1º, el Sr. Crespo Villar y en el Pronunciamiento Nacional del año 1843 fue nombrado Vocal de la Junta que se creó en el partido, teniendo en cuenta las pruebas que dio de ser afecto a la Reina Doña Isabel II y a las  instituciones que regían en España.

Para optar a la judicatura, aportó los meritos anteriormente citados, a los que añadió los contraídos por sus parientes  hasta derramar su sangre en defensa de los sagrados deseos de Su Majestad, como fueron los de su tío político el Teniente General D. Manuel Latre, muerto en Ciudad Rodrigo; su tío el Diputado a Cortes D. Fernando Miranda y Olmedilla, asesinado por la facción de Camba; su tío el Teniente del 19 de Línea, D. Fernando Gil y Santiso, muerto por los facciosos en Fonsagrada; su tío político el Capitán de Línea D. Manuel Pardo de Jas, muerto en Navarra y en fin otros innumerables parientes suyos que sacrificaron sus vidas y haciendas en Defensa de la justa causa. Además se precia de haber manifestado en todos los conceptos sus leales sentimientos en obsequio de Su Majestad y de las instituciones que felizmente rigen en  el país que es notorio  y puede acreditar en  caso de que sea necesario. El Alcalde José Crespo, informó que el Sr. Olmedilla era de buena conducta moral y política y que nada le consta de su ineptitud. El Promotor Fiscal dice que Gil ha observado constantemente una conducta recomendable y sin tacha tanto moral como política en el desempeño de la abogacía y que en el desempeño de la Alcaldía de la cabecera de Partido que por algún tiempo tuvo a su cargo se portó con honradez y nobleza. El Jefe Político de Pontevedra dice que el Sr.  Gil como Alcalde de Lalín obtuvo una conducta intachable.

El 21 de Mayo de 1851, Su  Majestad la Reina le nombró para la Promotoría Fiscal de Santa Marta de Ortigueira, de entrada, en la provincia de la Coruña, vacante por no haber vuelto a encargarse de su desempeño D. Benito María Palceran, después de trascurrido el termino de la licencia, promotoría que desempeño con celo y exactitud recomendables y con una desmedida pureza.

Su carrera como Juez la comenzó el 16 de Julio de 1858 al ser nombrado para el Juzgado de 1ª Instancia de Ordenes de entrada, vacante por cese de D. Bernardo Pórtela Pérez. El 8 de octubre de 1858, accediendo a sus deseos fue trasladado al Juzgado de la misma clase de  Cambados, en la provincia de Pontevedra, vacante por cese de D. José Ventura Suarez de Puga.

Por un Despacho del 2 de octubre de 1860 fue trasladado al Juzgado de  Señorin de Carballino, provincia de Orense por traslado de D. José Jacinto Calbelo. Pero encontrándose enfermo, en su casa de Donramiro,  pidió una licencia a la que acompañó un certificado médico de D. José Brandido, Licenciado en Medicina y titular del Ayuntamiento de Lalin, en el que certificaba “que D. Rafael Gil Olmedilla Juez electo del Partido del Carballino y de paso para este punto fue acometido en su casa de Donramiro de una atonía gastro intestinal consecuencia de haber abandonado extemporáneamente el régimen que se le había prescrito como convaleciente de una fiebre gástrica que a tiempo de participarle la traslación del juzgado que serbia en Cambados, estaba padeciendo. Aquella indisposición lenta en su marcha por el estado de debilidad en que se encontraba auxiliado por su temperamento y constitución poco robusta le impide el que pronto se pueda entregar a las penosas tareas anejas al desempeño de su destino en que el trabajo intelectual tiene por necesidad que distraer la influencia nerviosa tan necesaria como indispensable para que el aparato gástrico-intestinal se restituya a su estado normal. Esto no obstante y hallándose como se halla notablemente mejorado no le imposibilita para tomar posesión de su destino, pero en su servicio o desempeño necesita entrar con moderación, sin abandonar los medios que de su uso, tan buenos resultados tuvo, acompañándoles de la distracción y ejercicio convenientes. Para los fines que crea convenientes y a su solicitud expido el presente en Lalin a veintiocho de octubre de mil ochocientos sesenta”, firmado por D. José Brandido.

El 10 de Abril de 1863, fue trasladado al Juzgado de 1ª Instancia de  Rivadavia de entrada, en la provincia de Orense, por traslado de D. Froilán Prieto. El 7 de abril de 1865, se le trasladó al Juzgado de la misma clase de Quiroga, provincia de Lugo, por traslado de D. Alejandro Guitian. El 9 de julio de 1865, se le trasladó al de Corcubión, en la provincia de la Coruña, por traslado de D. Alejandro Guitían. El 4  de Julio de 1865 se le trasladó a Chantada, en la provincia de Lugo, por traslado de D. Francisco Aguirre. El 16 de marzo de 1866, fue trasladado al de  Villamartin de Valdeorras, en la provincia de Orense, por traslado de D. Ubaldo Aud y Saco, de acuerdo con sus deseos. El 24 de mayo de 1866 alegando sus meritos y servicios pide un ascenso, solicitud de ascenso que vuelve a cursar el 29 de. Agosto. En despacho aprobado por Su Majestad, el 14 de Junio de 1867 fue trasladado a Grandas de Salime (Oviedo) y el  27 de Junio de 1867 fue declarado cesante por supresión del juzgado. El 8 de noviembre de 1868 pide su reposición como juez, fundada en sus destacados servicios.

El 18 de octubre de 1865, fue nombrado Comendador de la Real y distinguida Orden de Carlos III, por Real Titulo, dado en San Ildefonso,  que la Reina Isabel II tuvo a bien concederle por concurrir en él las circunstancias necesarias, en todas las gracias, franquicias, honores y distinciones y uso de insignias correspondientes a tenor de los Estatutos, de cuyo Real Título se ha tomado razón por el Comendador de la Orden de Carlos III, D. Carlos Marín y Arriaza.

Casa del Sr. Gil Olmedilla en Donramiro

Casa del Sr. Gil Olmedilla en Donramiro

La casa de  Donramiro, donde vivió, a su muerte fue heredada por   D. Diego Olmedilla Gil, vecino de la villa de Olmedo, provincia de Valladolid, casado con Doña Sabina Andreu, fallecido en el año 1900. Habiendo contraído matrimonio en segundas nupcias la Sra. Dña. Sabina Andreu y González  con el Marqués de Teverga, teniendo  dos hijos menores de edad, D. Vicente y Dña. Teresa Olmedilla Andreu, de nueve y siete años respectivamente, no pudiendo dirigir ni administrar sus bienes por sí mismos, se constituyó un Consejo de familia, de dichos menores, con amigos de los padres ya que no existían parientes en la localidad. Reunido el Consejo en la casa de los Marqueses de Teverga en Olmedo, presidido por D. José Arbizu y formado por los vocales  D. Anselmo y D. Salvador León, vecinos de Valladolid, D. Bernardo Benedicto y D. Luis González Suescu, vecinos de Madrid, el protutor Marques de Teverga y el tutor D. José María Muñoz, convinieron la venta de todos los bienes, derechos y acciones de los menores en Galicia. El Consejo autorizó al Tutor D. José Muñoz Fernández, presbítero, Fiscal del Supremo Tribunal de la Rota, vecino de Madrid, para que realizara la venta de  una casa en Donramiro de planta alta y baja con su corral y unida una huerta, que ocupaba cuatro ferrados y medio. Celebrada la correspondiente subasta remató la compra D. Luciano Vidal Salgado, por la que pagó seis mil diez pesetas en buenas  monedas de plata y billetes del Banco de España, entregando dicha cantidad a D. Gregorio Mera Crespo, vecino de la parroquia de San Miguel de Vilela, termino municipal de Taboada, provincia de Lugo, ante el notario de Chantada, D. Jesús Veiga Neira, el 27 de octubre de 1907.

Fuente: ARCHIVO HISTORICO NACIONAL, FC -Mº_JUSTICIA_MAG_JUECES, 4469, Exp. 3448

Antonio Vidal Neira, Madrid, 12-6-2014

PUBLICADO EN FARO DE VIGO, 13-7-2014

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s