ROBERTO NOVOA SANTOS, “EL MEDICO HUMANISTA”

Ramón Novoa Gutiérrez, humilde muchacho del rural dezano, nacido en la parroquia de San Fiz da Xesta, que desde soldado llegó, ascendiendo dos veces en tres años, a teniente de Artillería en la Guerra de Cuba, graduación en la que acabó su carrera, fue el padre de Roberto Novoa Santos, gran  figura de la medicina y de la literatura, que llegó a ser uno de los más grandes médicos  españoles de todos los tiempos. Fue una de las personalidades más brillantes del siglo XX y se le considera el especialista de mayor relieve de la historia de la Medicina en Galicia que escribió el mejor tratado español de Patología General, obra reconocida como maestra. Hombre sabio, modesto y retraído, toda su vida fue recta, sin vacilaciones ni descanso, siempre rodeado del perfume del éxito.

Doctor Nóvoa Santos

Doctor Nóvoa Santos

Roberto Novoa Santos nació en la ciudad de La Coruña, el 6 de julio de 1885, en una casa de la Plaza de María Pita. Era hijo único del matrimonio formado por Ramón Novoa Gutiérrez,   originario de la parroquia de San Pedro da Xesta, en el ayuntamiento de Lalín, en la provincia de Pontevedra, militar, Sargento Segundo del 4º Batallón de Artillería, desde 1882, con destino en la ciudad de El Ferrol; era un hombre de gran entereza, rectitud moral y fortaleza frente a las adversidades y de  Rita Santos Varela, natural de Rutis, perteneciente al Ayuntamiento de Culleredo, en la provincia de La Coruña, mujer de una gran sensibilidad. Tuvo una infancia propia de un niño de familia modesta de la época, transcurrió entre su ciudad natal y las frecuentes estancias y desplazamientos a Ferrol, pues en ambas ciudades y en distintos períodos, se suceden los destinos del padre. Las vacaciones las pasaba sobre todo en la casa natal de la madre, próxima a La Coruña, pero sin olvidar la casa de su padre en la aldea de San Fiz da Xesta, en Lalín. Sigue leyendo

ENRIQUE VIDAL ABASCAL MATEMÁTICO Y PINTOR

Enrique Vidal Abascal hijo de padres lalinenses fue matemático, astrónomo,  pintor y escritor de publicaciones científicas, ensayos y artículos sobre diversos campos (universidad, cultura gallega, pintura…).  Desarrolló una amplia actividad humanística, artística y cultural. Fue un hombre liberal y emprendedor, con grandes esperanzas en el futuro de Galicia, al que contribuyó de forma destacada.

RETRATO DE VIDAL ABASCAL-1930

Autorretrato de Enrique Vidal Abascal/Archivo E.V.C.

Nació el 12 de octubre de 1908 en Oviedo, donde su padre D. Ennrique Vidal Bobo natural de Lalín, era Delegado de Hacienda, cuando tenía dos años se trasladó a Orense y después a la Coruña. Sus raíces familiares están en Lalín y siempre se consideró gallego. A lo largo de su vida, pero sobre todo en su infancia y juventud, pasó largas temporadas en la casa que su padre y sus tías tenían en Lalín, lo que le permitió entrar en contacto con el astrónomo D. Ramón Aller, muy amigo de su padre. La huerta de su casa era colindante con el observatorio de D. Ramón, jugaba en la huerta, mientras el sabio estaba trabajando en su observatorio, fue sin duda quien influyó en su vocación de matemático y con quien mantuvo una intensa y continua relación de profesión y de profunda amistad a lo largo de toda  su vida. Sigue leyendo

CESAR AUGUSTO VELÓN PARDO

“De Cardexía a Misamis”

D. Cesar Augusto Velón Pardo/Foto obtenida del Blog "Escrito en Revel. Sanxenxo"

D. Cesar Augusto Velón Pardo/Foto obtenida del Blog “Escrito en Revel. Sanxenxo”

El Juez Cesar Augusto Velón Pardo realizó un largo viaje  desde el pazo familiar de Cardexia, en la parroquia de Santa María de Filgueira en Lalín  a Misamis en las islas Filipinas, para tomar posesión del Juzgado de dicha ciudad, adelantandose  a la heroica hazaña aérea del insigne aviador Joaquín Loriga. Velón Pardo cuenta con todo lujo de detalles, en unas cartas que envió a su amigo Emilio, el viaje a Misamis, aportando interesantes datos geográficos e históricos de los lugares por donde va pasando. Estos dos dezanos sobresalientes  llevaron el nombre de Lalín  a las islas Filipinas, en el año 1889 llegó  el Juez Cesar Augusto Velón Pardo después de  un largo viaje  en barco que duró un mes, para  tomar posesión de su plaza como Juez en Misamis y en el año 1927 llegó  el heroico aviador Joaquín Loriga que realizó el primer viaje en avión desde Madrid, demostrando que era posible unir volando dos países tan distantes.  Son, pues, muchos y muy fuertes los lazos que unen Lalín con Filipinas.

Sigue leyendo