MONASTERIO DE SAN PEDRO DE VILANOVA DE DOZÓN


Como testimonio de este interesante Monasterio, se conserva casi intacta, sin modificaciones importantes, la hermosa Iglesia, una joya del románico de Galicia, que presenta un delicado y alegre ritmo constructivo. Está edificada en un lugar que  induce a la paz y el sosiego, en un tranquilo y verde paisaje  por el que discurren, entre una frondosa vegetación, las trasparentes aguas de un arroyo que baña las fértiles  tierras,  que fueron el sustento del Monasterio a lo largo de su existencia.

dozon-028

Iglesia de San Pedro de Vilanova

El Monasterio de San Pedro de Dozón estaba situado en el lugar que hoy  se llama Mosteiro, en la parroquia de Santa María de Dozón, perteneciente al  Ayuntamiento pontevedrés de Dozón. Del monasterio solo queda actualmente la Iglesia de estilo románico construida a mediados del siglo XII.

dozon-035

Fachada Norte de la Iglesia de San Pedro de Vilanova

Por una copia del siglo XVIII que contiene un traslado del año 1267 se conoce el acta fundacional del monasterio. En el documento se señala como fecha fundacional las Kalendas de diciembre de 1124, se piensa que se trata de un error en la transcripción del texto y que la fecha real de la fundación fue 1154, año en que todos los personajes que participan en el evento están todos perfectamente documentados. Según este documento,  se puede decir que Doña Guntroda Suarez, viuda de Pelayo  Martínez funda y dota en este año el Monasterio de monjas benedictinas en tierras de su propiedad, con bienes relativamente cuantiosos,  al que ella se retiró en compañía de otras monjas y del cual  fue su primera abadesa, que puso bajo el patronato de San Pedro, en el lugar de Vilanova, a orillas del arrollo Piñeiro. Además una inscripción que se conserva en el exterior del ábside también señala esta fecha: EGO GUNTRO SUARII EDIFICAVI INSTUM MONASTERIUM  STI  PETRI EN ERA MCLXII, que  traducido dice: “Yo Guntroda Suarez fundé este Monasterio en honor de San Pedro en la era milésima centésima sexagésima segunda”.

dozon-038

Abside de San Pedro de Vilanova

Tras la fundación en el siglo XII, las donaciones al monasterio fueron abundantes, ya que recibió además de las habituales donaciones particulares, otras donaciones de los monarcas, menos numerosas, pero de mayor entidad y significación. De entre estas donaciones merece especial mención una en 1154  de Alfonso VII, su esposa y sus hijos Don Sancho y Don Fernando por la que concedieron al monasterio y a su abadesa Doña Teresa Suárez las heredades colindantes y el privilegio de coto exento de otra jurisdicción, señalando al mismo tiempo sus límites. Alfonso VII le hizo donación de las iglesias de San Esteban de Carboentes, Santiago de Arnego, San Martín de Asperelo, San Miguel de Ribomalo y San Pedro de Senra. También en 1154 el obispo de Lugo Don Juan permutó con la abadesa unos derechos y heredades que  tenía en el territorio de Dozón por la capilla de Santa María en Camba, que el monasterio tenía por donación de los padres de la fundadora Doña Guntroda Suarez. En 1173, el rey Fernando II, expidió un documento en el que dispuso que nadie podría tener vasallos en el coto del Monasterio, al tiempo que eximía, a los que lo poblasen, de distintos tributos y de toda carga real, ordenando además que ningún mayordomo o sayón  entrase en la jurisdicción del Monasterio para ejercer sus funciones y le donó varias heredades, entre ellas la iglesia de Santa Eulalia de Camba, donación luego confirmada el 14 de septiembre de 1229 por el rey Alfonso IX y por Sancho IV, el 2 de septiembre de 1286. Las abadesas Doña Toda Pérez y  Doña Teresa Rodríguez consiguieron en 1303 y en 1306 del rey Fernando IV la defensa de los privilegios y exenciones del monasterio y pocos años después tanto el rey Alfonso XI, como también, en 1403  el rey Enrique III, manifestaron que tomaban bajo su protección los derechos del Monasterio con todos sus bienes y propiedades.

Fachada Sur de la Iglesia

Fachada Sur de la Iglesia

En tierras de Lalín, el Monasterio en 1353, afora a Gonzalo Alfonso y a su mujer Inés Rodríguez los casales de Belele, en la feligresía de Santiago de Catasós y Santiso do Fondo en la feligresía de San Román de Santiso. En 1413, afora a Pedro de Felgar y María López los casales de Pena Tuanes y Outeiro de Lalín, pertenecientes a la feligresía de San Martín de Lalín. En 1432, afora a López Froiz y Teresa Sánchez el Outeiro de Lalín, en la feligresía de San Martín de Lalín, con sus casas.

El coto jurisdiccional del Monasterio se extendía a las feligresías de San Pedro de Vilanova, Santa María de Dozón, San Remigio das Mariñas, Santiago de Saa, San Salvador de la O, San Andrés de Vilarello y Santa María de Vidueiros.

Iglesia y edificio adosado

Iglesia y edificio adosado

A finales del siglo XV la última abadesa doña Isabel de Ulloa ostentaba también el abadengo de San Pedro de Ansemil, monasterio fundado en el siglo IX y que a causa de su decadencia fue unido a San Pedro de Vilanova de Dozón. En el siglo XV se suprimieron los pequeños monasterios gallegos de monjas, por lo cual,  junto con el monasterio de San Pedro de Ansemil fue anexionado el 7 de julio de 1499 al de San Payo de Antealtares por fray Rodrigo de Valencia, prior de San Benito de Valladolid, a la muerte de su abadesa doña Isabel de Ulloa. Ya en poder de la Congregación benedictina de Valladolid a través de Antealtares, en 1509 fue utilizado como moneda de cambio para convencer a don Suero de Oca, arzobispo de Tarso y abad de Oseira, quien había conseguido de Roma la encomienda de los monasterios de San Pedro de Dozón y Ribas de Sil, para que renunciase al abadengo de este último. Finalmente se llegó a un acuerdo con don Suero en 1512 quien renunció a Dozón a cambio de una pensión vitalicia. Al marchar las religiosas se hizo cargo de la iglesia y de lo que había sido el Monasterio el Obispado de Lugo, quedando la iglesia como parroquial, por lo que las religiosas de San Payo cobraban una pensión, con cargo al beneficio del curato. En el año 1835 con la Desamortización quedó abandonado, como la gran mayoría de los monasterios que se ubicaban en el rural gallego; por ello hoy solo podemos disfrutar de la Iglesia que es lo único que se pudo conservar.

dozon-017

Inscripción con el año de fundación de la Iglesia

Por su proximidad y por los documentos conservados se puede apreciar una cierta dependencia de San Pedro de Vilanova  del Monasterio  de Santa María de Osera. Es evidente porque en distintas ocasiones las monjas  y abadesas de Dozón hacen destinatario de sus  dádivas a Osera y porque una parte de los fondos documentales han llegado a la actualidad a través de los fondos que conserva dicho monasterio.

dozon-019

Tímpano de la puerta de la fachada Norte

El interior del templo destaca por su sencillez y austeridad, los muros están completamente  desnudos. Es un templo de una sola nave de planta rectangular, unida a un ábside semicircular mediante un tramo recto. La nave se cubre con una techumbre de madera a dos aguas, apoyada sobre cinco pares de ménsulas, aunque parece que esta no era la cubierta prevista inicialmente. En cada uno de los muros laterales de la nave se abren dos ventanas y sobre la puerta principal se abre una nueva ventana, que está situada más alta que las otras. Esta construido con aparejo de sillería muy cuidado, perfectamente cortado y asentado en hiladas horizontales de gran regularidad. Del conjunto se puede concretar que es posterior a la inscripción del mismo, se puede situar en el último tercio del siglo XII.

En cada uno de los muros de la nave  se abren  tres puertas, por el lado interno son muy sencillas y de características similares. El ábside   se cubre con una bóveda de cañón tímidamente apuntado. Al ábside más elevado que la nave se accede, a través de un arco triunfal ligeramente apuntado y doblado. En el ábside hay cinco ventanas, dos, las pares son ciegas y todas las ventanas  ofrecen la misma organización salvo la central.

dozon-013

Abside de San Pedro de Vilanova

Exteriormente presenta una disposición arquitectónica muy interesante, es verdaderamente sorprende y admirable, tiene tres portadas y un ábside semicircular dividido en cinco tramos  por dos pares de columnas y un tramo recto enmarcado por pilastras. En la porción semicircular, cinco ventanas con archivoltas semicirculares y columnas con capiteles florales. En la ventana central hay un pequeño rosetón con una cruz lobulada y un ojo de buey. La cornisa es de gran vistosidad y muy interesante, formada por arquitos ciegos.

En el muro norte hay una amplia portada lateral con archivoltas apuntadas con dos pares de columnas y un tornalluvias sostenido por arquitos ciegos,  columnas con capiteles de ornamentación floral, archivoltas tóricas con florones superpuestos y un  tímpano ovoidal  en el que hay esculpida una cruz de brazos iguales, con rosetas en el centro y en los extremos del brazo transversal. En la parte superior está el campanario, que recuerda la posición que tiene en las iglesias cistercienses.

La fachada de Poniente, tiene  dos pilastras que enmarcan la portada con doble archivolta tórica, dos pares de columnas y un tímpano ovoidal liso. Sobre la portada hay un tornalluvias con modillones de ornamentación geométrica y arista acanalada, abriéndose sobre ella una saetera. Encima una imposta, en forma de pequeña cornisa, que une los extremos de las pilastras y sirve de apoyo a una ventana de archivolta semicircular apoyada en un par de columnas.

dozon-044

Iglesia de San Pedro de Vilanova

En la fachada sur, que era  la parte en que estaba el monasterio, hay una tercera puerta, bajo un tornalluvias, con una archivolta apuntada , enmarcada por una moldura de billetes, sobre un par de columnas y en el tímpano una cruz griega semejante a la del tímpano de la puerta norte.

La fachada principal culmina en un sencillo piñón definido por las vertientes del tejado a dos aguas que cubre la nave del templo. En el vértice se sitúa una cruz de brazos iguales y extremos ensanchados. En  el lado opuesto, en el ápice del testero de la nave, se conserva un carnero primitivo. En el muro izquierdo que rodea la puerta principal, donde se inician las archívoltas, hay una pequeña imagen de la Virgen con el Niño.

Antonio Vidal Neira. Lalín, 28/12/2014

Publicado en Faro de Vigo, el 4/1/2015

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s