GUILLLERMO GONZÁLEZ “O FILLO DA RAXADA”


El emigrante que más hizo por engrandecer y ayudar a Lalín, su pueblo natal, desde Buenos Aires.

D. Guillermo González Fernández fue un entusiasta y noble lalinense, acreedor de un sinnúmero de merecimientos por sus iniciativas y sacrificios que hizo desde Buenos Aires por su querido pueblo de Lalín, no  suficientemente reconocidos, prácticamente olvidado y sin ningún símbolo que  recuerde su memoria.

GUILLERMO GONZALEZ 023

Casa donde nació D. Guillermo González

Tuvo un grandísimo amor a su tierra gallega, a su pueblo natal, Lalin, a sus paisanos y a todo cuanto redundaba  en beneficio de lo que consideraba como un trozo del Paraíso gallego; en Buenos Aires todos conocían su entusiasmo por Lalin y las obras que hizo, construyendo un Cementerio amplio y moderno, se ocupo de la fundación de un Hospital-Asilo para repatriar y socorrer a los emigrantes retornados, para cuyas construcciones envió desde Buenos Aires el dinero necesario.

P1020338

Día que se bendijo la imagen de la Virgen, con la madre del donante

D. Guillermo González Fernández, nació en el lugar “Do Carrizal”, en la parroquia de Donramiro, ayuntamiento de Lalín, provincia de Pontevedra; era hijo de Manuel González y María Fernández, conocida con el sobrenombre de “A Raxada”, perteneciente a una familia muy querida por  sus convecinos,  nació y vivió en una casa con un jardincito,  de la que dice en el año 1927 el corresponsal del Pueblo Gallego: “esta  casita tiene algo de semejanza con la de Padrón de la excelsa Rosalía”.

Guillermo muy joven emigró a  Buenos Aires (Argentina) y allí se dedicó a la rama del comercio, donde  fundó y dirigió una gran casa comercial de tejidos y ropería, conocida bajo el nombre de “González, Medina y Cía”. La tenacidad y firmeza de su carácter, su voluntad  inquebrantable y las intachables dotes personales y de inteligencia que tenía, fueron los únicos principios, bajo cuya influencia y desarrollo, pudo lograr carta de naturaleza en el alto comercio argentino.

En el año 1909 fue elegido presidente de la sociedad “Hijos del partido  de Lalin” y al mismo tiempo por sus conocimientos de economista y financiero ocupó el cargo de vicepresidente de la Sociedad Española de S. M. Guillermo González fue el primer presidente de la sociedad, fundada únicamente para fines patrióticos: allegar recursos para la fundación de un Hospital-Asilo en Lalin,  repatriar a los socios enfermos, socorrer a los necesitados y procurar colocación a los recién llegados a Argentina. El local social estaba en Buenos Aires, en la calle ALSINA 9937. La Asociación, además de su Junta de Gobierno y de sus Juntas delegadas, tenía una Comisión de Señoras cuya presidenta era doña Luz Fernández de González.  El capital social de la sociedad era de 41.248 pesos. D. Guillermo fue reelegido  presidente de la junta directiva de la sociedad, varias veces,  el 26 de noviembre de 1911 y el 22 de noviembre de 1914. En la asamblea celebrada en  1919, fue nombrado por unanimidad  Presidente Honorario de la institución, reconociendo así los meritos que tenía contraídos con dicha sociedad y agradeciendo los sacrificios que había hechos en beneficio de la misma, para hacer a la institución prospera y grande.

P1030515

Cementerio de Lalín construido por iniciativa de D. Guillermo González

La preocupación por su pueblo natal, comenzó a partir de 1904, en que un grupo de lalinenses residente en Buenos Aires, entre ellos Guillermo González,  comenzaron a reunirse para estrechar vínculos e intercambiar noticias y al mismo tiempo recordar sus años de juventud en Lalin. Estos amigos empezaron a plantearse la necesidad de contribuir al bienestar de su pueblo natal. Lo primero que se plantearon fue la construcción de un Cementerio ya que  Lalín a principios del siglo XX, no tenía un cementerio digno, los enterramientos se efectuaban en el atrio de la iglesia parroquial de Donramiro, el espacio era tan reducido que no permitía el transcurso del plazo legal para la renovación de las sepulturas. Para solucionar este problema, este grupo de lalinenses liderados por D. Guillermo de  quien partió la idea de  edificar con su  dinero un nuevo cementerio y lo donarlo para el decoroso enterramiento de los vecinos de las parroquias de Lalín y Donramiro.  Con objeto de reunir fondos para la construcción del cementerio en  Lalín, se creó una comisión dirigida por el propio  D. Guillermo, para organizar una función que se celebró el 8 de diciembre de 1905. Con el dinero enviado de Argentina se construyó el nuevo cementerio en el “Alto de Vales” y se inauguró el 29 de diciembre de 1914. El nuevo cementerio respondía a las necesidades de los  vecinos de Lalín y  la gratitud de estos hacia sus esplendidos donantes y especialmente al digno  D. Guillermo González  fue general y justa.

GUILLERMO GONZALEZ 045

Fachada del Hospital-Asilo

Con el fin de allegar fondos para la construcción de un Hospital-Asilo  en la villa de Lalín, en agosto de 1908,  se creó la sociedad “Hijos del partido de Lalín”. Fue una de las aportaciones más emblemáticas de los emigrantes argentinos a Lalín.  Tan patriótica proposición, también, partió de D. Guillermo González, feliz iniciativa que nuestros coterráneos emigrados en Sudamérica hicieron suya desde el primer momento. Los fondos fueron recaudados con mucho esfuerzo, estableciendo unas cuotas con las que se sufragó la construcción y puesta en funcionamiento del Hospital-Asilo. Además con el propósito de allegar otros recursos para su construcción, un núcleo de comerciantes, presididos por D. Guillermo González, organizaron el 7 de octubre de 1909, una función benéfica en el Teatro de la Comedia. La compañía que actuó puso en escena cuatro de las mejores obras del género, tomando parte, además, en su representación los coros del teatro de Mayo. La señorita Clotilde Rovira cantó con acompañamiento de la orquesta, la célebre producción titulada “Un adiós a Mariquiña”.  Dado el fin filantrópico que se perseguía, los organizadores del festival obtuvieron un gran éxito económico. Los planos del Hospital-Asilo que se construyó en Lalín fueron trazados por el inteligente Arquitecto y distinguido compatriota Don Guillermo Álvarez, quien desinteresadamente prestó sus servicios a la Sociedad. El representante en Lalín era el distinguido y culto registrador de Lalín Don Ramiro Goyanes Crespo, que adquirió una gran extensión de terrenos por la cantidad de 14.242,50 pesetas. En febrero de 1913, de Buenos Aires se giraron a Lalín más de 44.000 pesetas y de Montevideo 1.108 pesetas y con este dinero se comenzó la construcción del Hospitalillo. En 1923 se inauguró como centro sanitario y en 1924 como escuela. Fue demolido para disgusto de los lalinenses en la década de los 50 del siglo XX. La sociedad de “Hijos del partido de Lalín”, se preocupó también por la formación y educación de los niños de sus pueblos natales, construyendo los edificios para las escuelas de Sotolongo, Villanueva, Prado y Barcia.

P1020506

Monumento a Loriga en Lalín

En el año 1927, después de la muerte del aviador Loriga,  surgió de inmediato en la villa de Lalin, una Comisión organizadora a fin de erigirle un monumento en la villa de su nacimiento; se pidió colaboración a los  lalinenses residentes en Argentina  y fueron designados en Buenos Aires como delegados para la recaudación de donativos los señores  Guillermo González, Amador Rodríguez y Cupertino González, personas muy conocidas en el comercio y de arraigo en Buenos Aires. Los donativos se recogieron en la calle de Bernardo Irigoyen, 545 y el importe de lo recaudado, una importante suma, fue girado a España para atender a la construcción del proyectado monumento en Lalín, como justo e imperecedero recuerdo al patriota, al genio y al mártir Joaquín Loriga.

P1020368

Comisión que recaudó en Buenos Aires el dinero para el Cementerio de Lalín.

El 16 de octubre de 1927 su anciana madre, residente en Lalín, cumplía cien años, para honrarla se celebró una gran fiesta y para conmemorar tan gran acontecimiento, su hijo D. Guillermo  regaló una soberbia imagen de Nuestra Señora de Montserrat a la capilla de su nombre en Donramiro, su pueblo natal, que era también un regalo de los emigrados. D. Guillermo no pudo asistir a la celebración del centenario de su madre porque asuntos urgentísimos le retuvieron en Buenos Aires, desde donde se enviaron cuatro cablegramas de felicitación. Su madre era una mujer virtuosa, buena, generosa, una mujer que vio nacer el pueblo de Lalín, que  vio sus cimientos abiertos y vio levantarlo piedra a piedra. En Donramiro, la venerable centenaria fue objeto de grandes demostraciones de simpatía por parte de las autoridades y de los vecinos donde conquistó en su larga vida  grandes simpatías.

FOTOS VIRGEN  MONSTSERRAT 007

Imagen de la Virgen del Montserrat donada por D. Guillermo Gonzalez

D. Guillermo ante la imposibilidad de asistir al homenaje que se le tributó a su querida madre en Donramiro, en su casa de Buenos Aires, para celebrar el centenario de su querida madre, organizó una multitudinaria reunión familiar, a la que asistieron más de cien personas, paisanos y amigos, para testimoniar su estima al buen hijo que festejaba el centenario de su señora madre y para hacer votos para que la augusta ancianidad de la venerable matrona se prolongara como una reliquia. Celebraron, asimismo en la iglesia de Montserrat (Buenos Aires) una misa cantada, en acción de gracias, a la que asistió numerosa concurrencia.

Baste la simple transcripción de estos datos para evidenciar el gran amor que profesaba a su tierra D. Guillermo González Fernández desde Buenos Aires y  lo bien orientada que estaba  su perseverancia para la consecución de sus nobles fines en caminados a engrandecer y ayudar a sus queridos vecinos de Lalín.

Antonio Vidal Neira, Lalín, 11/122015

 

 

Anuncios

Un pensamiento en “GUILLLERMO GONZÁLEZ “O FILLO DA RAXADA”

  1. Moi interesante o fillo da Raxada! Tiñas que por tamén que D. Ramón, xunto con un cura amigo… (xa sabes que a min interesame todo o relacionado con presbíteros da época de D. Ramón) foron os que participaron na misa, procesión e comida… pero creo que eso xa o sacaches noutro artigo. Sigue traballando deste xeito, sin prisa, pero sin pausa! Felicidades de novo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s