EL DUQUE DE ALBA, DIPUTADO AL CONGRESO POR LALIN (1903-1905)


Jacobo Stuart Fitz James Falcó Portocarrero y Osorio, Duque de Alba de Tormes, obtuvo el acta de Diputado en el Congreso por el Distrito de Lalin, en las Elecciones celebradas el 30 de abril de 1903, representando al  Partido Conservador

DUQUE ALBA 001

El  Duque de Alba. Oleo de Zuloaga

En la Elecciones de 1903, Jacobo Stuart Fitz James Falcó Portocarrero y Osorio, Duque de Alba de Tormes,  obtuvo el acta de diputado en el Congreso de los Diputados por el Distrito Lalin, distrito 19 de la provincia de Pontevedra, tras fracasar su candidatura por el distrito granadino de Huéscar. Fue diputado entre 1903, tomando posesión del acta el 15 de julio, hasta el 17 de agosto de 1905. Hecho casi anecdótico en la amplia biografía del Duque de Alba, pero que lo vinculó a Lalín durante tres años. Era conde de Lemos,  los poseedores de este título fueron los señores de la Jurisdicción de Deza a lo largo de la Historia,  quizá fue el motivo porque eligió Lalín para ser Diputado.

Las Elecciones Generales 1903 tuvieron lugar el  30 de abril  bajo el  Reinado de Alfonso XIII  y fueron por sufragio universal restringido a los varones. En el campo  político, se había creado un  nuevo  Partido Liberal Conservador, fruto de la unión de los conservadores de Francisco Silvela y de los liberales disidentes dirigidos por  Antonio Maura. En dichas elecciones fueron elegidos 403 diputados,  obtuvo la mayoría absoluta el renovado Partido Conservador de Francisco Silvela, con 219 escaños, uno de los escaños fue el  del Duque de Alba por Lalín; el partido de los liberales de Eugenio Montero Ríos, obtuvo 104 escaños;  los republicanos,  agrupados en una única candidatura, la  Unión Republicana, presidida por Nicolás Salmerón, obtuvieron  30 escaños y otros partidos, 50 escaños.

Durante la legislatura fue elegido  Presidente del Congreso el conservador Raimundo Fernández Villaverde, sustituido el 23 de octubre por el reformista  Francisco Romero Robledo. Se eligió Presidente del Senado a Marcelo de Azcárraga, a quien sustituyó en enero de 1905  Luis Pidal y Món.   El primer Presidente del Consejo de Ministros fue Francisco Silvela, pero meses más tarde, en diciembre, Antonio Maura retomó el control del partido conservador y el gobierno. En diciembre de 1904, Maura dimitió y le sustituyó  Marcelo de Azcárraga  que apenas estuvo un mes como jefe de Gobierno para dar paso en enero de 1905 a Raimundo Fernández Villaverde, que cayó el 23 de junio  y fue elegido Presidente del Consejo de Ministros el liberal  Eugenio Montero Ríos que inmediatamente convocó nuevas Elecciones Generales que se celebraron el 10 de septiembre de 1905.

El Duque de Alba, nació en Madrid el 17 de octubre de 1878 y murió en Lausana (Suiza) el 24 de septiembre de 1953. Era hijo de D. Carlos María Fitz-James Stuart y Porto Carrero, XVI Duque de Alba y de la Condesa de Siruela, Doña Rosario Falcó Osorio, hija de los duques de Fernán Núñez.  Estudio el bachillerato en Beaumont College (Inglaterra), en el Instituto Cisneros y en el Instituto San Isidro de Madrid. Cursó Derecho en la Universidad Central de Madrid. Cultivó las letras, la política, la diplomacia  y la Bellas Artes.

Fue elegido Diputado por Lalin (Pontevedra) en las elecciones de 1903 y por Illescas (Toledo) en 1905, 1907 y 1914, en representación del Partido Conservador. En 1916 fue nombrado Senador por derecho propio. Dimitido Primo de Rivera, el general Berenguer confió en él para el ministerio de Instrucción Publica en los primeros meses de 1930 y para la Cartera de Ministro de Estado del 24 de febrero de 1930 al 19 de febrero de 1931. Antes de eso había sido, entre 1927 y 1929 miembro de la Asamblea Nacional de la Dictadura. Dirigió la Real Academia de la Historia. Se casó en el año 1920, con Doña María del Rosario de Silva Gurtubay, fruto de este matrimonio fue su hija María del Rosario Cayetana Fitz-James Stuart y Silva, nacida en 1926, XVIII Duquesa de Alba.

El Duque de Alba en las Elecciones de 1903 en principio se iba a presentar a Diputado por el Distrito de Huéscar, ya que el gobernador civil de Granada, Sr. Polanco había garantizado a los dirigentes del partido conservador la seguridad de su elección, seguridad que Francisco Silvela había dado al Duque de Alba que estaba más empeñado en representar al Distrito de Huéscar que al de Lalín; la derrota del Duque en Huéscar disgustó a los señores Silvela y Maura, por lo cual tuvo que viajar a Madrid el Sr. Polanco para dar explicaciones.

Esto hizo que el Duque se viera precisado a refugiarse en Lalín, distrito que no conocía,  por el que no podía tener interés por su prosperidad y  los electores no le conocían. Con tal elección nada ganaba el distrito de Lalín, ni sus habitantes, que se hallaban faltos de protección a pesar de contribuir con sus impuestos a sostener las cargas del Estado, de la provincia y el municipio, a diferencia de los  habitantes de otros distritos que eran  más favorecidos.

En estas circunstancias, en las elecciones al Congreso de los Diputados efectuadas el 30 de abril de 1903 fue candidato por el Partido Conservador, por el Distrito de Lalin, en cuyo distrito había censados 8.792 electores, de los que ejercieron el derecho al sufragio 5.896 cuyo voto fue unánime para el Duque de Alba, hay que tener presente que estamos en el auge del sistema caciquil de la Restauración, ocupando el escaño de diputado desde el 15 de julio de 1903  hasta el 17 de agosto de 1905.

Elegido Diputado, para conocer el distrito, el 20 de julio de 1903 el Duque de Alba viajó en un soberbio automóvil de su propiedad desde Madrid hasta la capital dezana,   para agradecer en persona a los políticos locales su apoyo para la elección y saludar a los electores  que habían contribuido con sus votos a que representase en el Congreso a la fértil comarca de Deza. Lo acompañaban, en otro automóvil el Sr. Marque de Viana, un hijo del Conde de la Peña-Ramiro y un distinguido abogado de Madrid.

El Duque de Alba hizo su entrada en Lalín en medio de salvas de bombas, fue recibido por el alcalde y las comisiones de la localidad,   que le tenían preparada una afectuosa recepción; en su intervención hizo presente lo mucho que se iba a interesar por el Partido Judicial de Lalin, prometiendo consagrar su influencia y actividad en el fomento de las vías de comunicación que estaban en proyecto y dio  palabra de hacer una visita a todos los Ayuntamientos del distrito electoral para estudiar personalmente y sobre el terreno las necesidades para que los poderes públicos pudiesen poner pronto remedio.

Como atenciones urgentísimas no le permitieron detenerse mucho tiempo, salió  con sus acompañantes a las dos de la tarde, con dirección a Vigo, a donde tenía que llegar aquella noche; fue despedido en medio de una entusiasta ovación y de calurosos vivas. De Lalín viajaron a la finca de “A Caeira” donde fueron a saludar al Marques de Riestra, hicieron el recorrido en una hora y 15 minutos. Por la tarde fueron a Vigo y al día siguiente pasaron a Villagarcia a donde les acompañó el distinguido sportsman  Raimundo Riestra. De allí volvieron  por el Grove marchando a Ferrol donde habían quedado con los Señores Duques de la Unión de Cuba.

Lo simpático del porte del aristócrata diputado por Lalín, lo afectuoso de su trata, dejaron una impresión agradabilísima de la personalidad del señor Duque de Alba, entre los electores del distrito, que se consideraron honradísimos con que les representase en el Congreso y esperaban que repitiese su visita para estrechar más y más los lazos de su afecto, con el distinguido descendiente de la casa de Stuart. Para agradecer la visita, en el mes de noviembre de ese mismo año, viajaron a Madrid, los letrados señores Aller, Goyanes, y Gontán y el acreditado y rico comerciante Perfecto Goyanes, Teniente Alcalde de Lalín.

Elegido diputado, el Duque de Alba no contaba con la edad, 25 años, para ser proclamado diputado, por lo cual  tuvo que  reunirse la Comisión de Actas del Congreso para examinar el acta de Lalín; los cuatro miembros de la Comisión que participaron en la reunión para resolver, estaban divididos y suscribieron dos dictámenes distintos: uno, proponiendo la dispensa de edad y otro en contra. Cuando cumplió los 25 años presentó el acta y fue aprobada, convirtiéndose en el diputado benjamín del Congreso.

No hay noticias de que se preocupase y consiguiese importantes logros para el atrasado Distrito de Lalín. En la primavera de 1904, comenzaron las obras de la carretera de Puente Arcediago a Golada, vía de comunicación que aun siendo corta, era de mucha utilidad para los habitantes de las comarcas de Mellid, Santiso y Golada, por la cual se intereso vivamente en los Estudios de la misma el Sr. Marques de Algara de Grés y el Duque de Alba en la celebración de la subasta de la obra.

En una carta dirigida  a Eduardo Vicenti, presidente del Centro Gallego de Madrid, le expresa el honor de ser diputado por Lalín, dice: “por proceder de una región tan unida por el afecto y por la historia a los hombres de Lemos y de Andrade, (…) a esto se añade la circunstancia de estar yo honrado con la representación de un Distrito de aquellas provincias”.

Publicado en Faro de Vigo:

http://www.farodevigo.es/portada-deza-tabeiros-montes/2016/06/26/duque-alba-diputado-congreso-lalin/1487530.html

Antonio Vidal Neira, Lalín, 25/06/2016

Anuncios

Un pensamiento en “EL DUQUE DE ALBA, DIPUTADO AL CONGRESO POR LALIN (1903-1905)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s