APEO DEL LUGAR DE LALIN INCLUSO EN LA FELIGRESIA DE SAN MARTIÑO DE LALIN.


Trascripción de la declaración del poseedor, Pedro da Granxa  y los testigos, Juan Fernández de Lalín y Francisco Daribas,  sobre las propiedades del Conde de Lemos  en el lugar de Lalín  perteneciente a la feligresía de San Martiño de Lalín.

DECLARACION DE PEDRO DA GRANXA, POSEEDOR

P1020902

Iglesia de San Martín de Lalín

En la feligresía de San Miguel de Bendoiro, a once días del mes de mayo de mil seiscientos ochenta y dos, por delante mi escribano, su merced Domingo Lorenzo, teniente de Juez Ordinario en la Jurisdicción de Lalín y Deza en cumplimiento del Real Despacho antecedente de Su Majestad y Señores de su Real y Supremo Consejo de Castilla con que está requerido por parte de la Excelentísima Condesa de Lemos, como madre, tutora y curadora del Excelentísimo Señor Conde de Lemos su hijo, para haber de apear y demarcar todas las tierras y heredades que su excelencia tiene en esta dicha Jurisdicción de Lalín y Mayordomía de Deza, prosiguiendo su merced en el apeo de dichos bienes para haber de apearle del lugar de Lalín de Arriba, incluso en la feligresía de San Martiño de Lalín, contenido en el Memorial de Bienes presentado por parte de su Excelencia desde el capitulo ochocientos cincuenta y ocho hasta el ochocientos setenta y tres inclusive de dicho Memorial, hizo parecer delante a Pedro da Granxa, labrador y vecino de Lalín de Arriba, del cual recibió juramento en forma que lo hizo como se requiere y prometió de decir verdad y siendo examinado al tenor de los capítulos señalados de dicho Memorial, dijo y declaró a cada uno de ellos lo siguiente.

Al capítulo ochocientos cincuenta y ocho del dicho Memorial de Bienes, dijo el que declara que lleva y posee una casa con su celeiro, tejada y la dicha casa caída y desviada de ella hay otra casa pequeña que sirve de corte para ganado, sita una y otra en el dicho lugar de Lalín de Arriba, junto a la Iglesia a la parte de abajo del Cementerio, donde no hay otra ninguna casa y demarcan con el quinteiro y Camino Real y por abajo con el naval da eira y tanto responde.

Al capítulo ochocientos cincuenta y nueve, dijo el que declara que lleva y posee insolidum, el naval que llaman la Zarra da Eira y la Chousa da Besada que todo está en una pieza y se divide dicha chousa con una silveira y llevará dicha chousa y cerrada de sembradura de veintisiete ferrados poco más o menso, demarca por arriba con la casa que refiere el capitulo antes de este y Camino Real que va de Lalín para Lagazos y por el fondo con chousa de Domingo Ferreiro y de un lado con el muro que divide el agro de Lalín y de las demás partes con propiedades de dicho Domingo Ferreiro y tanto responde.

Al capítulo ochocientos sesenta dijo que lleva y posee el tarreo de sobre la fuente, que por otro nombre se dice da Rivada, de sembradura de nueve ferrados poco más o menos, demarca por el fondo con el dicho Camino Real que va a Lagazos y por la cima con heredad de Andrés López y de un lado con heredad de Juan Fernández y del otro con otra de dicho Domingo Ferreiro y tanto responde.

Al capítulo ochocientos sesenta y uno del dicho Memorial de Bienes, dijo el que declara que lleva y posee el Tarreo do Balado, de sembradura de siete ferrados y medio poco más o menos, demarca por la cima con heredad de Antonio Blanco y por el fondo y de un lado con heredades de dicho Juan Fernández y del otro lado con el Camino Real que va de la Fuente Sanguiño para Lagazos y tanto responde.

Al capítulo ochocientos sesenta y dos, dijo el que declara que lleva y posee el tarreo que se dice Das Fontelas, de sembradura de cinco ferrados poco más o menos, demarca por abajo con heredad de dicho Domingo Ferreiro y por arriba con heredad de Juan Fernández y encabeza en el Rego Das Fontelas y de la otra cabecera con heredad de dicho Juan Fernández y tanto responde.

Al capítulo ochocientos sesenta y tres, dijo que lleva y posee el Tarreo Do Espiño, de sembradura de nueve ferrados poco más o menos, demarca por la cima con el monte do Espiño y por el fondo con heredad de Gregorio Paxaro y de un lado con heredad de dicho Juan Fernández, del otro con heredad de Domingo Ferreiro y tanto responde.

Al capítulo ochocientos sesenta y cuatro, dijo el que declara que lleva y posee el Tarreo Longo do Cascallal, de sembradura de seis ferrados poco más o menos, demarca por abajo y de un lado con heredad de dicho Domingo Ferreiro y por arriba con el monte do Espiño y tanto responde.

Al capítulo ochocientos sesenta y cinco dijo que lleva y posee otro Tarreo de heredad que también se dice Do Cascallal, de sembradura de tres ferrados poco más o menos, demarca por abajo con heredad de Antonio Blanco y por arriba con heredad de dicho Juan Fernández y de un lado con heredad del mismo y del otro con el muro que divide dicha heredad del Agro da Rivada y tanto responde.

Al capítulo ochocientos sesenta y seis, del dicho Memorial de Bienes, dijo el que declara que lleva y posee el Tarreo que se dice das Cortiñas, de sembradura de dos ferrados y medio, demarca por el fondo con muro que la divide de otra de Domingo Ferreiro y por las demás partes con heredad de dicho Juan Fernández y tanto responde.

Al capítulo ochocientos sesenta y siete, dijo que lleva y posee el tarreo que se dice Da  Barrosiña y también Do Cascallal, de sembradura de ferrado y medio poco más o menos, demarca por el fondo con tarreo de Domingo Ferreiro y por la cima con heredad de dicho Juan Fernández y de un lado con heredad de Antonio Blanco y del otro con heredad de Pedro López y tanto responde.

Al capítulo ochocientos sesenta y ocho, dijo que lleva y posee el Tarreo da Pena Tuares, de sembradura de tres ferrados poco más o menos, demarca por el fondo con heredad de dicho Domingo Ferreiro y por la cima con heredad de dicho Juan Fernández y de una cabeza con el monte de Penas Tuares y de la otra cabeza con heredad de dicho Domingo Ferreiro y tanto responde.

Al capítulo ochocientos sesenta y nueve, del dicho Memorial de Bienes, dijo el que declara que lleva y posee la Chousa que se dice Dos Barreiros, de sembradura de doce ferrados poco más o menos, según está cerrada de sobre si y demarca por una cabeza con el Camino Real y calzada que sale de la Feria de Lalín y va para Lagazos y por las demás partes confina con chousa y propiedades de dicho Domingo Ferreiro y tanto responde.

Al capítulo ochocientos setenta, dijo el que declara que la Chousa de Pena Tuares va inclusa en el capitulo ochocientos cincuenta y nueve y tanto a este responde.

Al capítulo ochocientos setenta y uno, dijo el que declara que él como poseedor de dicho lugar se aprovecha de los montes como los demás vecinos del lugar de Lalín y se demarcan por el Marco Da Forca de Pena Gateira hasta dar en Porto Cobo y a la mamoa del Costado y a la mamoa del Galo y de la parte de la feligresía de Goiás se divide por el marco do Batán y a la Cruz del Foxo al Rego do Rio Longo hasta llegar al Foxo Bello de Baldarada y al Penedo de Pena Grande el cual está misto y se aprovechan dichos vecinos de cada uno por donde puede cuando está de sazón para estibadarse y tanto responde.

Al capítulo ochocientos setenta y dos, el que declara que sabe y conoce la Chousa Do Rodo, de sembradura de ferrado y medio poco más o menos, la cual posee al de presente Juan Paxaro Salgado y está cerrada de sobre si y demarca con el Rio Do Batán y por otra parte con la Braña do Rodo y tanto responde.

Al capítulo ochocientos setenta y tres, dijo el que declara que sabe tiene dicho lugar de Lalín y heredades que lleva dicho cien arboles de salgueiros, maceiras y robles de que se aprovecha el que depone y tanto responde.

Todos los  cuales dichos bienes que lleva declarado llevar, sabe y conoce son anejos y pertenecientes al dicho lugar de Lalín de Arriba, propios Diezmo a Dos de su Excelencia dicho Excelentísimo Señor Conde de Lemos y de su casa y mayorazgo de Andrade y como tales y por tales los lleva y posee el que declara en virtud de fuero de su Excelencia a quien y a sus mayordomos en su nombre paga en reconocimiento del Directo Dominio, treinta y seis ferrados de pan de renta y pensión en cada una año, puestos a su costa en poder de dichos mayordomos.

Y también paga otros tres ferrados de pan a Don Antonio Arias como heredero de Pelonia Sánchez a quien los vendió Antonio Ferreiro y María Núñez su mujer, poseedores que fueron de dicho lugar, por escritura delante Gregorio Rodríguez de Castro, escribano y la impusieron sobre dicho lugar y sobre el Do Pedreiro de Carragaso y hasta ahora no se redimió y que por dichos bienes no paga renta a otra alguna persona y esto es la verdad, so cargo de juramento que tiene hecho, en que se afirmó y ratificó y firmó de su nombre y que es de edad de cincuenta y cuatro años poco más o menos y que aun que es poseedor de dicho lugar, casero y vasallo de su excelencia, ni por eso a dicho sino la verdad y lo que sabia y las mas generales no le tocan, firmolo su merced dicho teniente juez de que yo escribano doy fe. Firmas: Domingo Lorenzo, Pedro da Granxa,  Ante mí: Francisco Gutiérrez.

 AUTO:

En dicha feligresía, dicho día, mes y año por ante mi escribano, visto por su merced, dicho Teniente de Juez, la declaración de arriba y de ella consta que el lugar de Lalín es de su Excelencia, proveyó se notifique al dicho Pedro da Granxa, exhiba el foro en virtud de que lleva dicho lugar y declare el estado de las voces de él, para que de todo se tome razón en este apeo, así lo mandó y firmó. Firmas: Domingo Lorenzo.  Ante mí: Francisco Gutiérrez

NOTIFICACIÓN Y EXHIBICION DE FUERO.

En la dicha feligresía, dicho día, mes y año, yo escribano notifiqué el auto de arriba a Pedro da Granxa en su persona, el cual en su cumplimiento, exhibió una escritura de fuero, signada y firmada de Antonio Fernandez, escribano, su fecha de dos de octubre del año de mil quinientos noventa y uno por la cual costa que el Señor Don Antonio Ruiz de Castro Andrade y Ulloa, Conde de Lemos y de Andrade, ayándose en la su villa de Monforte, hizo foro a Gregorio Colmenero y a Mayor Gondina su mujer por sus vidas y para su hijo, nieto y biznieto y biznieta del dicho lugar de Lalín, en pensión de treinta y seis ferrados de centeno, el cual dicho foro volvió a llevar a su poder.

Y en cuanto a las voces dijo que del dicho Gregorio Colmero, quedó por su hijo Luis Colmenero, clérigo que fue de Santa Eulalia de Losón, María Gundina y Beatriz Salgado que fueron la primera voz y de dicha María Guindina quedo Alonso y Gregorio Núñez que vive y es la segunda voz y también lo son Antonio y Gregorio Salgado Colmenero, hijos de la dicha Beatriz Salgado y en dicha segunda voz se haya y esto respondió y firmó de que hago fe. Firmas: Domingo Lorenzo, Gregorio da Granxa, Ante mí: Francisco Gutiérrez.

INFORMACIÓN DE SU EXCELENCIA EN RAZÓN DE ESTE LUGAR.

JUAN FERNANDEZ DE LALIN

P1020903

Casa de San Martín de Lalín

En la feligresía de San Miguel de Bendoiro, a dichos once días del mes de mayo de mil seiscientos ochenta y dos años, delante su merced dicho Teniente de Juez, de mi mismo, el licenciado D. Alonso Taboada, en representación de su excelencia para información de lo contenido en su pedimento y capítulos ochocientos cincuenta y ocho de su Memorial de Bienes  hasta el ochocientos setenta y tres inclusive de él, presento por testigo a Juan Fernández de Lalín, labrador y vecino de la feligresía de San Martiño de Lalín, del cual su merced tomo y recibió juramento en forma que lo hizo como de derecho se requiere, debajo del cual habiendo prometido de decir verdad, siendo preguntado al tenor del dicho pedimento dijo que conoce de entero conocimiento al dicho Licenciado Alonso Taboada y tiene noticia de su excelencia el excelentísimo Señor Conde de Lemos por cuya parte es presentado.

Y así mismo conoce a Pedro da Granxa, poseedor del lugar y casas de Lalín de Arriba, de que se hace este apeo de que el testigo tiene entera noticia y respondiendo a los capítulos que van señalados de dicho memorial de bienes, dijo y declaró a cada uno de ellos en particular lo siguiente:

Al capítulo ochocientos cincuenta y ocho del dicho Memorial de Bienes, que al testigo le fue leído y declarado, dijo que sabe y conoce una casa que está caída en dicho lugar de Lalín de Arriba y tiene su celeiro, tejado y maderado en que vive el dicho Pedro da Granxa y también posee otra casa que sirve de corte de ganado y está en frente de la puerta trasera de la dicha Iglesia de San Martiño de Lalín, que una y otra demarcan con el Camino Real que pasa por dicho lugar y tanto responde.

Al capítulo ochocientos cincuenta y nueve de dicho Memorial de Bienes, dijo el testigo que sabe y conoce muy bien la Zarra da Eira y la Chousa da Besada, que toda está junta en una pieza, aunque va una silveira por el medio y llevará de sembradura veintisiete ferrados poco más o menos y dentro de dicha Zarra están los navales, eira y huerta que son anejos a dicho lugar que todo lo posee dicho Pedro da Granxa, tanto responde.

Al capítulo ochocientos sesenta, dijo el testigo que conoce el Tarreo que se dice Da Rivada, que posee dicho Pedro da Granxa, de sembradura de nueve ferrados poco más o menos y tanto responde.

Al capítulo ochocientos sesenta y uno de dicho Memorial de Bienes, dijo el testigo que sabe y conoce el Tarreo Do Balado, de sembradura diecisiete ferrados poco más o menos, el cual posee dicho Pedro da Granxa y tanto responde.

Al capítulo ochocientos sesenta y dos dijo el testigo que sabe y conoce el tarreo Das Fontelas, que posee dicho Pedro da Granxa, de sembradura de cinco ferrados, poco más o menos y tanto responde.

Al capítulo ochocientos sesenta y tres, dijo el testigo que conoce el Tarreo Do Espiño, que posee dicho Pedro da Granxa, de sembradura de tres fanegas poco más o menos y tanto responde a dicho  capitulo.

Al capítulo ochocientos sesenta y cuatro del dicho Memorial de Bienes, dijo el testigo que sabe y conoce el Tarreo Longo do Cascallal, de sembradura seis ferrados de pan en simiente y lo posee dicho Pedro da Granxa y tanto responde.

Al capítulo ochocientos sesenta y cinco, dijo que sabe y conoce otra heredad que también se dice Do Cascallal, de tres ferrados de pan en simiente y la posee dicho Pedro da Granxa y tanto responde.

Al capítulo ochocientos sesenta y seis, dijo el testigo que conoce el Tarreo Das  Cortiñas, que posee dicho Pedro da Granxa, de sembradura de tres ferrados poco más o menos y tanto responde.

Al capítulo ochocientos sesenta y siete de dicho Memorial de Bienes, dijo el testigo que conoce el tarreo que se dice Da Barrosiña, de sembradura de ferrado y medio poco más o menos el cual posee dicho Pedro da Granxa y tanto responde.

Al capítulo ochocientos sesenta y ocho, dijo el testigo que conoce el Tarreo de Pena Tuares que posee dicho Pedro da Granxa y lleva en simiente tres ferrados poco más o menos y tanto responde.

Al capítulo ochocientos sesenta y nueve, dijo el testigo que conoce la Chousa dos Barreiros, que posee dicho Pedro da Granxa, de sembradura de dos anegas poco más o menos y está cerrada de sobre si y tanto responde.

Al capítulo ochocientos setenta, de dicho Memorial de Bienes, que al testigo fue leído y declarado dijo que sabe que dicho Pedro da Granxa, como poseedor de dicho lugar tiene el aprovechamiento de estibadar, cortar y talar en todo el monte de Lalín que es anejo a dicho lugar y a los demás que lleva el testigo y otros vecinos de él, sin que unos ni otros, se lo puedan conturbar por arrendamiento y por partir y tanto responde.

Al capítulo ochocientos sesenta y dos dijo el testigo que sabe y conoce la Chousa do Rodo, de sembradura de ferrado y medio poco más o menos, la cual posee Juan Paxaro Salgado, vecino de la feligresía da Pena y tanto responde.

Al capítulo ochocientos sesenta y tres, dijo el testigo que sabe tiene dicho lugar y propiedades que lleva dicho, mas de cien pies de arboles de dar y no dar fruto y tanto responde.

Todos los cuales dichos bienes, así de heredades, casas, nabales, huertas, eiras, prados y montes, sabe el testigo son anejos y pertenecientes al dicho lugar de Lalín de Arriba y se dividen y demarcan por los mismos limites y demarcaciones que contiene la declaración de ellos, hecha por el dicho Pedro da Granxa su poseedor, que le fue leída y declarada al testigo, juntamente con las partidas de dicho Memorial de Bienes y todos ellos enteramente sabe el testigo son propios Diezmo a dos,  de su Excelencia dicho Excelentísimo Señor Conde de Lemos y de su Casa y Mayorazgo de Andrade y por tales y como tales siempre los ha visto el testigo llevar y poseer al dicho Pedro da Granxa y a sus antecesores y causantes en virtud de fuero de su Excelencia a quien pagan y a sus mayordomos en su nombre, en reconocimiento del Directo Dominio, treinta y seis ferrados de pan centeno de renta y pensión en cada un año y la ponen dichos poseedores a su costa en poder de dichos mayordomos de su Excelencia y así lo han visto el testigo ser y pasar desde tiempo de su acordanza, que serán más de cincuenta y cuatro años y por ser vecino de dicho lugar de Lalín, donde estan sitos dichos bienes y demarcaren con las propiedades y lugar que posee el testigo y haber nacido y criadose en dicho lugar y siempre lo ha visto llevar  y poseer por de su Excelencia y pagar dicha renta y lo oyó decir a Gregorio Fernández su padre que murió a veinte años, de edad de más de ochenta y a Pedro Ferreiro que murió a quince años, de edad de más de sesenta, los cuales decían que desde el tiempo de sus acordanzas siempre habían visto llevar y poseer el dicho lugar de Lalín de Arriba por propio de su Excelencia y que lo habían oído decir a sus padres y a otras muchas personas que también decían haber oído lo mismo a los suyos en sus  tiempos, que unos y otros eran personas de mucha verdad, fe y crédito y vecinos que fueron de dicha feligresía de San Martiño de Lalín, sin que jamás este testigo en ningún tiempo viere, oyere, entendiere, ni menos tuviere noticia de cosa en contrario, antes todo lo que lleva dicho es la verdad, público y notorio, publica voz y fama en que se afirmó y ratificó y no firmó por no saber y que es de edad de setenta y cinco años poco más o menos y que aunque es vasallo de su Excelencia, ni por eso a dicho sino la verdad y lo que sabía y las más generales de la ley no le tocan, firmolo su merced dicho Teniente Juez de que yo escribano doy fe. Firmas: Domingo Lorenzo, Francisco Gutiérrez.

DECLARACIÓN DE FRANCISCO DARIBAS

En la dicha feligresía, día, mes y año, delante su merced dicho Teniente de Juez y de mi escribano, el dicho Licenciado Don Alonso Taboada, para más información y prueba de lo contenido en su pedimento y Memorial de Bienes que tiene presentado cuanto a los capítulos ochocientos cincuenta y ocho hasta el ochocientos sesenta y tres inclusive de él, presento más por testigo a Francisco Dariba, labrador y vecino de la feligresía de San Martiño de Lalín, del cual su merced tomó y recibió juramento en forma que lo hizo, como de derecho se requiere, debajo del cual habiendo prometido de decir verdad, siendo preguntado dijo que conoce de entero conocimiento a dicho Licenciado Don Alonso Taboada; tiene entera noticia de su Excelencia el Excelentísimo Señor Conde de Lemos, por cuya parte es presentado y así mismo conoce a Pedro da Granxa y a Juan Salgado; tiene noticia de este Apeo y respondiendo el testigo a los capítulos que van señalados de dicho Memorial de Bienes, dijo y declaró a cada uno de ellos en particular lo siguiente:

Al capítulo ochocientos cincuenta y ocho, del dicho Memorial de Bienes, que al testigo fue leído y declarado, dijo que sabe y conoce una casa de fuego que esta caída y en hiermo con su celeiro que está tejad y sita en el lugar de Lalín de Arriba, junta a la Iglesia de dicha feligresía y otra casa pequeña que sirve de corte de ganado que está en frente de la puerta trabesa de dicha Iglesia, junto a la casa caída y celeiro en que vive dicho Pedro da Granxa y tanto responde.

Al capítulo ochocientos cincuenta y nueve, del dicho Memorial de Bienes, dijo el testigo que sabe y conoce muy bien la Zarra y eira, nabal y prado Da Besada que todo está junto en una pieza cerrado de sobre si, excepto que dicho prado se divide con una silveira y todo llevará en simiente veintisiete ferrados poco más o menos y tanto responde.

Al capítulo ochocientos sesenta, dijo el testigo que sabe y conoce el tarreo de sobre la fuente que por otro nombre se dice Da Rivada de sembradura de nueve ferrados poco más o menos y tanto responde.

Al capítulo ochocientos sesenta y uno dijo, el testigo que sabe el Tarreo do Balado, de sembradura de siete ferrados y medio poco más o menos y tanto responde.

Al capítulo ochocientos sesenta y dos, dijo el testigo que sabe y conoce el Tarreo que se dice Das Fontelas, de cinco ferrados de pan en simiente poco más o menos y tanto responde.

Al capítulo ochocientos sesenta y tres, dijo el testigo que sabe y conoce el Tarreo do Espiño, de sembradura de nueve ferrados poco más o menos y tanto responde.

Al capítulo ochocientos sesenta y cuatro, del dicho Memorial de Bienes dijo el testigo que sabe y conoce el Tarreo Longo do Cascallal, de seis ferrados de pan en simiente poco más o menos y tanto responde.

Al capítulo ochocientos sesenta y cinco, dijo el testigo que sabe y conoce otro Tarreo de heredad que se dice Do Cascallal, de sembradura de tres ferrados, poco más o menos y tanto responde.

Al capítulo ochocientos sesenta y seis, dijo el testigo que sabe y conoce el tarreo de Tras Cortiñas de dos ferrados y medio de pan en simiente poco más o menos y tanto responde a dicho capitulo.

Al capítulo ochocientos sesenta y siete, de dicho Memorial de Bienes, dijo el testigo que sabe y conoce el Tarreo que se dice Da Barrosiña que también se llama Do Cascallal, de sembradura de ferrado y medio poco más o menos y tanto responde.

Al capítulo ochocientos sesenta y ocho, dijo el testigo que sabe y conoce el Tarreo de Pena Tuares, de tres ferrados de pan en simiente poco más o menos y tanto responde a dicho capitulo.

Al capítulo ochocientos sesenta y nueve, de dicho Memorial de Bienes, dijo el testigo que sabe y conoce muy bien la Chousa que se dice Dos Barreiros, de doce ferrados de pan en simiente poco más o menso y tanto responde.

Al capítulo ochocientos setenta, dijo el testigo que la Chousa y prado de Pena Tuares que refiere este capítulo va incluso en el que refiere el número ochocientos cincuenta y nueve y tanto responde.

Al capítulo ochocientos setenta y uno, del dicho Memorial de Bienes, dijo el testigo que sabe que los poseedores de dicho lugar tienen el aprovechamiento de estibadar, cortar y talar en todo el monte de Lalín, como cada uno de los demás vecinos de dicho lugar de Lalín, a que es anejo dicho monte, sin que unos ni otros lo puedan conturbar por andar mixto y por partir uno con otro y cada uno lo estibada por donde más puede y tanto responde.

Al capítulo ochocientos setenta y dos, del dicho Memorial de Bienes, dijo el testigo que sabe y conoce la Chousa do Rodo de sembradura de ferrado y medio poco más o menos, la cual lleva y posee Juan Paxaro Salgado y todos los demás bienes raíces así de casas, heredades, navales, huertas, eira, prados y montes que lleva el testigo declarado en los capítulos antecedentes, los lleva y posee insolidum dicho Pedro da Granxa y tanto responde.

Al capítulo ochocientos setenta y tres, dijo el testigo que sabe tiene dicho lugar de Lalín, que lleva dicho mas de cien arboles de salgueiros y robles que posee dicho Pedro da Granxa y tanto responde.

Todos los cuales dichos bienes que el testigo lleva declarado, sabe y conoce, son anejos y pertenecientes al dicho lugar de Lalín de Arriba y se dividen y demarcan por los mismos limites y demarcaciones que contiene la declaración de ellos hecha por el dicho Pedro da Granxa su poseedor, que le fue leída y enseñada al testigo juntamente con las partidas y capítulos que van señalados del dicho Memorial de Bienes y todos ellos enteramente sabe así mismo el testigo son propios Diezmo a Dos de su Excelencia dicho Excelentísimo señor Conde de Lemos y de su Casa y Mayorazgo de Andrade y como tales y por tales siempre los ha visto el testigo llevar y poseer, desde el tiempo de su acordanza, que serán más de cuarenta años al dicho Pedro da Granxa y a Juan Salgado y a sus antecesores y causantes sin contradicción alguna, pagando por razón de Directo Dominio de ellos a su Excelencia y a sus Mayordomos en su nombre, de renta y pensión en cada un año, treinta y seis ferrados de pan centeno y la ponen a su coste en poder de los dichos mayordomos y esto lo sabe el testigo por ser vecino de dicho lugar de Lalín, donde están sitos los dichos bienes y conocerlos muy bien y haberlos visto llevar por de su Excelencia desde dicha su acordanza y pagar dicha renta y oyó decir el testigo a Froilan Douteiro que murió a veinte y ocho años, de edad de noventa  y a Gregorio da Senra que murió a treinta y seis años, de edad de otros noventa y a Domingo da Senra que murió a diez años, de edad de más de sesenta y a otras muchas personas, vecinos que fueron de dicho lugar de Lalín de Arriba, donde los señores dichos lo eran, los cuales decían que desde el tiempo de sus acordanzas siempre habían visto llevar y poseer el dicho lugar por propio de su Excelencia y que lo habían oído decir a sus padres que también decían haber oído lo mismo a los suyos en sus tiempos que unos y otros eran personas de mucha verdad, fe y crédito sin que jamás este testigo en ningún tiempo viese, oyese, entendiese, ni menos tuviese noticia de cosa en contrario, porque si fuera o pasara no dejara de saberlo y por lo menos haber llegado a su noticia, ante todo lo que lleva dicho es la verdad, público y notorio y de ello la publica voz y fama en que se afirmó y ratificó y no firmó por no saber y que es de edad de sesenta años poco más o menos tiempo y que aunque es vasallo de su Excelencia, ni por eso a dicho sino la verdad y lo que sabia y las mas generales de la ley, no le tocan y su merced dicho Teniente de Juez, lo firmó de que yo escribano doy fe. Firma: Domingo Lorenzo, Ante mí: Francisco Gutiérrez.

FUENTE:  “Apeos de los términos y propiedades de la mayordomía de Lalín y Deza en el reino de Galicia, propiedad de los Condes de Lemos, mandado realizar por Ana de Borja Centelles, madre y tutora de Gines Fernández Ruiz de Castro, Conde de Lemos.”  Sección Nobleza del Archivo Histórico Nacional. LEMOS, C.1, D.1

Antonio Vidal Neira, Madrid, 20/10/2016

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s