MARÍA ANTONIA TABOADA BUENO, CONDESA DE FONTAO


María Antonia Taboada Bueno, señora del Pazo de Bendoiro, conocido como  Casa da Calzada, esposa de José María Moscoso de Altamira, Conde de Fontao,  Ministro de la Gobernación y Fomento y  primer Presidente del Senado, en el reinado de Isabel II 

casa-de-maria-antonio-taboada-bueno-001

Casa da Calzada

María Antonia de los Dolores Taboada y Bueno, nació en el Pazo de Bendoiro, conocido como Casa da Calzada, se casó con José María Moscoso de Altamira, primer Conde de Fontao, destacado noble que fue Ministro de la Gobernación y Fomento General del Reino y Presidente de las Cortes y primer Presidente del Senado, durante el reinado  de Isabel II. El título nobiliario de Conde de Fontao, le fue otorgado por la Reina Isabel II, el 8 de enero de 1840. El nombre del título se refiere al antiguo Señorío Jurisdiccional de Fontao, situado en la parroquia de Santa Cilla do Valadouro, en el municipio de Foz, en la provincia de Lugo. Benito Pérez Galdós lo cita en su quinta novela de la segunda serie de los Episodios Nacionales, cuando narra la sublevación de la Guardia Real y parte del ejército, perpetrada en 1822, llamándole el Aprendiz.

María Antonia Taboada  Bueno, señora de Bendoiro y Santa Marta de Babio, feudo de la familia Taboada, en el municipio de Bergondo, en la provincia de La Coruña,  se casó el 1 de mayo de 1817, con José María Moscoso de Atamira, primer Conde de Fontao, destacado noble, que entre otros cargos fue ministro de la Gobernación y primer Presidente del Senado  durante el reinado de Isabel II. María Antonia era de la casa de Bendoiro, hija de José María Taboada Núñez Moscoso Ribadeneira, Coronel del ejército Provincial de Lugo, en 1812 fue nombrado Brigadier , se le concedió la Cruz de San Hermenegildo, era natural  de la Casa de Bendoiro, IX Señor de Santa Marta de Babio, Señor de Cristimil,  Carballude, Ois Grande y Pequeño, Palmou, Sello y Camposancos  y de Antonia Josefa Bueno Quindós Gayoso, que falleció en 1814. El matrimonio tuvo cuatro hijos, tres murieron  y la mayor Sofía Moscoso de Altamira y Taboada,  fue la que heredó el titulo de II Condesa de Fontao, Dama de la Orden de las Damas Nobles de María Luisa,  se casó en La Coruña en 1824, con José Moreno Daoiz Sopranis, Coronel nacido en Sevilla, primo de Luis Daoiz, héroe del levantamiento del 2 de Mayo. María Antonia falleció el 13 de octubre de 1824, en Lugo.

019

José María Moscoso de Altamira por J.M. Galván y Candela/ Palacio del Senado

Su marido, el Conde de Fontao José María Moscoso de Altamira  y Quiroga, nació en Mondoñedo el 25 de mayo de 1788, era hijo José María Moscoso y Miranda, VII Señor de Fontao y Regidor perpetuo de Mondoñedo y de María del Carmen Quiroga y Quindós, hija del Señor de Herves, D. Andrés Quiroga y Ulloa, Académico de número de la Real Academia de Agricultura de Galicia y de Dª. María Quindós y Pardo, hija, del III Marques de San Saturniño,  natural de Ferrol.

Estudió en el Real Colegio de Artillería de Segovia, junto a su hermano Joaquín, que murió peleando, durante la Guerra de la Independencia, en tierras extremeñas en 1811 en la batalla de La Albuera. Comenzada la Guerra de la Independencia Española en 1808, cuando tenía 20 años fue nombrado representante de la nobleza de Lugo en el Congreso de La Coruña, encargado de proporcionar recursos  con que sostener la lucha contra la  invasión francesa y ese mismo año fue nombrado Comandante del Tercer Batallón del Regimiento de la Milicia de reserva de Mondoñedo y cuando las tropas francés del general Fournier, ocuparon la ciudad, huyó a Ferrol. Regresó pasados cinco meses  y por negarse a acudir a la Corte,  para cumplimentar al nuevo rey francés José I, tuvo nuevamente que huir, al tiempo que era encargado por el  Marques de la Romana para la reconstrucción del Regimiento provincial de Mondoñedo.

casa-de-maria-antonio-taboada-bueno-008

Casa da Calzada

En marzo de 1812, fue nombrado Regidor de la ciudad de Mondoñedo y terminada la ocupación francesa,  en septiembre de 1814, fue elegido Alcalde ordinario. En 1817 fue nombrado  Gentilhombre de Cámara del Rey. A principios de 1820, en pleno Trienio Liberal, se trasladó a Ferrol, siendo nombrado  Alcalde Constitucional.

En mayo de 1820 fue nombrado Diputado en las Cortes por el Reino de Galicia, coincidiendo con el sabio y también diputado gallego,  el matemático de Bermés, José Rodríguez González. En octubre de 1820 fue elegido Vicepresidente y Presidente de las Cortes en junio de 1821. En  febrero de 1822 fue nombrado Ministro de la Gobernación,  en el Gobierno que presidia Francisco Martínez de la Rosa.  Intrigas políticas hicieron caer al gobierno y Moscoso fue destituido en julio tras la intentona de sublevación absolutista. Poco después fue arrestado en Galicia por la causa criminal que se siguió contra los miembros del gobierno.

Con la restauración de la Monarquía absoluta, en 1823, el rey Fernando VII le retiró, a través del llamado Decreto de Andújar, los honores de Gentilhombre  de Cámara y ordenó su destierro en Lugo. En octubre del mismo año, fue otra vez arrestado en Lugo por haber participado en el Levantamiento de 1820 y después de ocho meses de arresto  fue absuelto.

casa-de-maria-antonio-taboada-bueno-003

Capilla de la Casa da Calzada

No se acogió a la amnistía general que imponía el destierro fuera de España y fue confinado en Lugo por orden del Capitán general de Galicia, el general  Nazario Eguía, por sospechoso en sus ideas políticas. En esta situación permaneció siete  años hasta que en 1832,  el nuevo Capitán General, Pablo Morillo le otorgó la libertad de movimiento y lo llamó a La Coruña como consejero.

Con la muerte de Fernando VII y después de la subida al poder del partido de los Liberales Moderados, de cuyo partido era líder en Galicia, fue designado Subdelegado de Fomento en Lugo en  diciembre de 1833 y fuera rehabilitado por la Reina Regente María Cristina de Borbón-Dos Sicilias en su puesto de Gentilhombre. Elaboró el  Censo General  y el Padrón de los habitantes de  la provincia de  Lugo y en marzo de 1834, la Regente lo nombró Decano de la Sección de Fomento del Consejo Real y en abril, Ministro de Fomento del Reino en lugar del ministro Javier de Burgos. Cesó un año después habiendo desarrollado proyectos de carreteras en Galicia y Aragón.

casa-de-maria-antonio-taboada-bueno-017

Casa da Calzada

Fue Procurador del Reino desde julio de 1834 y uno de los artífices del Estatuto Real, desde su cargo en el gobierno de Francisco Martínez de la Rosa, que establecía el sistema bicameral. Creado el Senado,  por mandato de la Constitución de 1837,  fue elegido en noviembre de ese año su primer Presidente hasta 1940,  volviendo a ser elegido en la legislaturas de 1844 y Senador vitalicio desde de agosto de 1845.

José María Moscoso de Altamira falleció en Madrid, el 1 de marzo de 1854. Su vida estuvo jalonada de honores. Le fue otorgado el título de Conde Fontao el 8 de enero de 1840 en atención a este antiguo señorío de su familia, del que era VIII Señor y que se remontaba al siglo XV. Fue Caballero de la Gran Cruz de la Orden de Carlos III,  Caballero Gran Cordón de la Legión de Honor de Francia, Caballero de la Orden de Malta, miembro de Número de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando y Caballero de la Real Maestranza de Caballería de Ronda.

Publicado en FARO DE VIGO, el 20/11/2016

Antonio Vidal Neira, Madrid, 14/11/2016

 

Anuncios

Un pensamiento en “MARÍA ANTONIA TABOADA BUENO, CONDESA DE FONTAO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s