NOTICIAS HISTÓRICAS DE LA FELIGRESÍA DE SAN XOÁN DE VILANOVA


La existencia de actividad humana en las tierras de la feligresía de San Xoán de Vilanova es muy antigua, porque así lo certifican varias mamoas y tres castros conservados en los lugares de Costoia, Castrelo y Vilanova.

vilanova-022

Fachada de la Iglesia de San Xoán de Vilanova/AVN

La primera mención documental de San Xoán de Vilanova se debe a Buenaventura Cañizares, que interpreto una referencia de 1108 donde aparece Villa Nova en Deza de la Historia Compostelana como una posible referencia a esta aldea lalinense.

La más antigua cita documentada de Vilanova aparece en una venta al Monasterio de San Lorenzo de Carboeiro, en la que Arias Luzi y Lupa Petriz, su mujer, venden una propiedad localizada ante el atrio de Santi Johanis de Vilanova. Aunque el documento carece de fecha, los estudios paleográficos de Lucas Álvarez le conducen a pensar que se podría tratar de un manuscrito del siglo XII. Dentro de la colección diplomática del mismo Monasterio hay otro documento de venta de otra heredad también próxima al atrio,  fechada el 7 de junio de 1140.

En el Archivo Histórico Nacional, dentro de la unidad  Monasterio de Santa María de Oseira, hay un documento perteneciente al año 1305, en el que, “Constanza Gómez y su marido Esteban Fernández venden a Sancha Gómez, mujer que fue de Mendo, unas heredades en las feligresías San Juan de Villanueva de Costoia, San Mamede de Bodaño, Santa María Cortegada y Santa Eulalia de Losó”.

Dentro de Archivo de la Real Audiencia y Chancillería de Valladolid, se guarda un pleito del año 1542: “Pleito de Juan Vázquez, de Santiago de Compostela (La Coruña), Pedro de Camba, de San Martiño de Lalín (Pontevedra), Juan Ares Juan Ares Nuño de Taboada, sobre pedir Juan Vázquez, clérigo de la diócesis de Lugo y beneficiado de San Juan de Villanueva y sus anejos San Fiz de Gesta y San Pedro de Doade (Pontevedra) a Pedro de Camba y consortes, clérigos, la devolución del dicho beneficio y 50.000 cargas de trigo que de él sacaron”.

pazo-de-vilanova

Pazo de Vilanova/JLRJ

En el año 1753, según el  Interrogatorio de la Real Única Contribución del Catastro de Ensenada, la feligresía de San Juan de Villanueva,  pertenecía a la Jurisdicción de Deza y a la  provincia de Lugo; era de Señorío de la Excma. Señora Condesa de Lemos, que percibía de cada vecino cabeza de casa por razón de Vasallaje un real y diecisiete maravedíes de vellón, a excepción de Domingo Jacobo Rodríguez, Amaro González, Domingo González y Gregorio López, que pagaban tres reales,  también percibía  la Luctuosa cuando se morían, una cantidad de dinero que un año con otro ascendía  a ciento cinco reales.

area-recreativa-de-mouriscade

Area recreativa de Mouriscade/JLRJ

La feligresía tenía de distancia de Levante a Poniente un cuarto de legua y del Norte al Sur dos cuartos de legua y de circunferencia una legua y la cuarta parte de otra,  que para caminarla se necesitaban dos horas; principiaba su demarcación por el Levante en Croyo Blanco, Puente Barreiro, Ermita de San Benito da Xesta, por el Norte con el Marco de Cotiño y de aquí a la casa de Medelo, por el Poniente lindaba en el sitio Puerto Verde, Pena Gallada y por el Sur con la Pena do Gato, Fuente Aveleda y seguía a Croyo Blanco que es la primera demarcación; lindaba por el Levante con la feligresía de Santa María de Sanguñedo, por Poniente con la de San Juan de Botos, por Norte con la de San Pedro Fins de Jesta, por Sur con la de San Pedro de Doade.

La feligresía tenia ochenta y un vecino, ninguno de ellos tenía casa de campo o alquería. Había  ochenta y siete casas habitables y dos inhabitadas. Había cuatro clérigos, incluido el Cura Párroco, Don Julián López. Había ocho pobres de solemnidad. No había ningún jornalero.

dav

Cruceiro de Vilanova/JLRJ

Las especies de tierras que había eran tierras de sembradura de centeno, hortaliza, prados de regadío y de secano, montes bajos cerrados y abiertos de particulares y del Común, dehesas también de particulares y estas tierras producían sin intermisión una sola cosecha al año. Las especies de árboles que había eran manzanos y cerezos y se hallaban plantados en las tierras de hortaliza y a sus márgenes, sin orden, ni regla, dispersos y extendidos en dichas tierras.

La medida que se usaba era el ferrado de centeno, que constaba de veintisiete varas castellanas, el cual sembrado de centeno llevaba un ferrado de la misma especie, sembrado de trigo las tres cuartas partes de un ferrado, sembrado de maíz la sesta parte de un ferrado colmado, sembrado de mijo menudo la octava parte de un ferrado.

Dentro de la feligresía había cinco mil cuatrocientos ferrados de centeno en sembradura, ciento trece de ellos de secano de primera calidad, ciento noventa de segunda y de tercera calidad quinientos; un ferrado de tierra de hortaliza de primera calidad, dos de segunda, y de tercera calidad uno; trece ferrados de prado de regadío de primera calidad, de segunda cuatro y de tercera otros cuatro; catorce ferrados de prado de secano de primera calidad, de segunda cuarenta y tercera calidad veintiuno; seis ferrados de dehesas de particulares de primera calidad, nueve de segunda y de tercera calidad quince; cincuenta ferrados de primera calidad de montes bajos cerrados de particulares, de segunda ciento setenta y siete y de tercera calidad cien; ciento cincuenta ferrados de montes bajos abiertos y de particulares de primera calidad, doscientos de segunda y de tercera calidad cuatrocientos; novecientos ferrados de montes bajos abiertos y del Común de primera calidad y mil trescientos de segunda y de tercera calidad cuatrocientos, novecientos ferrados de montes bajos abiertos y del Común de primera calidad, mil trescientos de segunda y de tercera calidad mil doscientos y no hay otras tierras, ni especies.

dig

Molino de Vilanova/JLRJ

Las especies de frutos que se cogían eran trigo, maíz, centeno, mijo menudo y algunas legumbres y aunque un  año con otro se siembra alguna otra semilla pero por ser muy tenue la cosecha no se podía tener en consideración.

El valor de un año con otro de un ferrado de trigo era a cinco reales, el de maíz a cuatro, el de centeno a tres, el de mijo menudo a dos, el de un carro de leña a otros dos, el de un carro de tojos un real, un par de capones cuatro reales, una gallina dos reales, la libra de lana en bruto un real.

sdr

Solaina del Pazo de Vilanova/JLRJ

Sobre lo que producían las tierras se hallaban impuestos Diezmos y Primicias, de  cuatro partes el Cura Párroco percibía  una parte y la Condesa de Lemos tres partes; así mismo percibía de cada vecino cabeza de casa cuando se moría  por razón de Abadía el mejor vestido, también percibía el Cura de cada vecino un ferrado de centeno por razón de Oblata y el Cabildo de la Ciudad de Santiago la tercera parte de un ferrado de centeno por razón de Voto y el Cabildo de la Ciudad de Lugo por la misma razón, también percibía  de cada vecino un maravedí.

Los frutos de los Diezmos que se cogían ascendían  a doscientos ochenta ferrados de centeno y cuarenta de trigo, cincuenta de maíz, doscientos de mijo menudo, doscientos reales de Diezmos Menudos, ciento treinta y ocho de Primicia, la Abadía ascendía a cincuenta reales, los que percibían el Cura Párroco y la Condesa de Lemos; la Oblata ascendía a doscientos reales; el Voto que percibía el Cabildo de la Ciudad de Santiago a sesenta y seis reales y el que percibía el de la Ciudad de Lugo a dos reales y cinco maravedíes.

ponte-sobre-asneiro-entre-parroquia-de-doade-e-vilanova

Puente sobre el Asneiro entre Vilanova y Doade/JLRJ

En la feligresía había ocho molinos harineros de una muela, uno de ellos en el sitio de Muiños, que pertenecía a Don Cayetano Gil, vecino de la feligresía de Santiago de Taboada, que molía seis meses al año, su producto era de treinta y seis reales; otro  también en el sitio Dos Muiños,  pertenecía a Domingo González, molía seis meses al año, su producto era de  treinta y seis reales; otro al sitio Dos Pasos, pertenecía a Don Pablo de Verea, vecino de la feligresía de San Adrian de Moneixas, molía con dos ruedas, ocho meses al año, su producto era de noventa y seis reales; otro al sitio de Aveleda, pertenecía a Domingo Rodríguez, molía tres meses al año, su producto era de  dieciocho reales; otro al sitio de Pedrisqueira, pertenecía a Doña Genoveva Quintana, molía cuatro meses al año, su producto era de veinticuatro reales; otro al sitio de Barreiro, pertenecía a Amaro González, molía con dos muelas, seis meses al año, su producto era de setenta y dos reales; otro al sitio de Navallo, pertenecía a Froilán González, molía cuatro meses al año, su producto era de  veinticuatro reales; otro al sitio de Costoya, pertenecía a Doña María Taboada y se hallaba arruinado.

En la feligresía había ochenta y dos colmenas,  seis pertenecían a Don Julián López, Cura Párroco, dos a Andrés Rodríguez, siete a Cristóbal González, veinte a Domingo Rodríguez, seis a Francisco Taboada, ocho a Froilán González, dos a José González, ocho a Juan Fernández, tres a Juan Carrón, seis a Jacobo Rodríguez, otras seis a Doña María Taboada, otras seis a Pedro Mundín y dos a Ponciano Rodríguez y el producto de cada una de ellas de miel, cera y enjambre que se producían al año, su valor era de cuatro reales.

dav

Arquivolta de la puerta principal de la Iglesia de Vilanova/JLRJ

El Común de la feligresía solamente disfrutaba de lo que pagaba Don Juan Francisco López de Sorrivas, vecino de la feligresía de Santa Mariña de Zobra, por la Taberna. No tenía gastos en pago de salarios a la Justicia, Diputados, Fiestas de Corpus; , ni había gastos de Justicia y Censos. Los vecinos pagaban anualmente ciento treinta y ocho reales de vellón por razón de Servicio Ordinario y Extraordinario, que les hacía la Ciudad de Lugo y el Dueño Jurisdiccional ponía Juez Ordinario.

En la feligresía solamente había una Taberna en la que ponía vino al por menor, Don Juan Francisco López de Sorrivas,  por la cesión que los vecinos le habían hecho en la cantidad de ciento treinta y ocho reales de vellón, con los que pagaban la Sisa en la Tesorería de Rentas Provinciales en la Ciudad de Lugo;  lo que le quedaba de ganancia al tabernero ascendía a cien reales de vellón.

dig

Placa de la Sociedad Agrícola de San Xoán de Vilanova/JLRJ

En la feligresía había trece arrieros, uno llamado Manuel Núñez, con  tres caballerías, ganaba al año setenta reales; Fernando da Silvatre, dos caballerías, ganaba cuarenta reales; Cristóbal González, dos caballerías, ganaba cuarenta reales; Francisco Taboada seis caballerías, ganaba doscientos tres reales; Domingo González,  otras seis caballerías, ganaba doscientos veinte reales; Miguel González, tres caballerías, ganaba setenta reales; José González, dos caballerías, ganaba cuarenta reales; José Fernández, dos caballerías, ganaba cuarenta reales; Francisco Carrón, dos caballerías, ganaba cuarenta reales; Manuel González, dos caballerías, ganaba cuarenta reales; José de Corrigatos,  dos caballerías, ganaba cuarenta reales; Silvestre García, dos caballerías, ganaba cuarenta reales y  Francisco Rodríguez de Alfonsín, dos caballerías, ganaba cuarenta reales.

dav

Puerta principal románica/JLRJ

Las ocupaciones de Artes Mecánicas se reducían a dos sastres, Juan Carrón y Antonio Gómez, trabajaban dos meses cada uno al año y ganaban de jornal al día dos reales y también lo hacen de labradores; había dos carpinteros, Froilán González y Juan Fernández, trabajaban un mes al año, cada uno y también lo hacen de labradores y trabajando de su oficio ganaban de jornal al día dos reales y medio; había dos  zapateros, Eusebio da Canda y Pedro da Lama, trabajaban dos meses cada uno al año y  también lo hacían de labrador y de su oficio ganaban de jornal al día dos reales y medio; dos herreros, Jacobo Rodríguez y Domingo Rodríguez, trabajaban un mes al año cada uno y también lo hacían de labrador y trabajando de su oficio ganaban de jornal al día tres reales y  había un cerrajero,  José de Bales, trabajaba un mes al año y también lo hacía de labrador y trabajando de su oficio ganaba de jornal al día dos reales.

Su Majestad en esta feligresía no tenía ninguna finca  que correspondiese a las Generales y Provinciales, tan solamente una dehesa en el sitio Da Ponte do Navallo, de sembradura medio ferrado, lindaba por Levante y Sur con Monte de los vecinos, por Norte y Poniente con el rio do Navallo.

vilanova-004

Retablo mayor de la Iglesia/AVN

En el año 1829 terminó de publicarse  el Diccionario geográfico-estadístico de España y Portugal, de Sebastián de Miñano y Bedoya,  en el que se describe San Juan de Villanueva como una feligresía secular de España en Galicia, perteneciente a la provincia y obispado de Lugo y a la Jurisdicción de Deza; que tenía Juez  Merino, 100 vecinos, 491 habitantes, iglesia parroquial y se  componía de las aldeas de Barreiro, Costoya, Jesta, Canda, Corrigatos, Santomé, Muiños, Abeleda, Vilar do Monte é Iglesia. Pagaba de contribución  1.058 reales y 24 maravedíes.

En el año 1850, Pascual Madoz, en el  Diccionario geográfico-estadístico-histórico de España y sus posesiones de Ultramar (conocido popularmente por Diccionario de Madoz o, simplemente, Madoz), describe San Juan de Villanueva como una feligresía de la provincia de Pontevedra (de la que dista 8  leguas), que pertenecía al partido judicial y ayuntamiento de Lalín y a la diócesis de Lugo (de la que distaba 12 leguas), situada a la derecha del rio Asneiro, con libre ventilación y clima saludable; tenía 74 casas en las aldeas de Abeleda, Canda, Corrigatos, Costoya, Jesta, Lameiro, Mouriscade, Muiños, Santomé, Vilanova y Vilar do Monte; la iglesia de San Juan era la parroquial de la que era aneja la de San Pelayo de Lodeiro, estaba servida por un cura de primer ascenso y provisión en concurso; confinaba con el anejo y con la feligresía de Gesta al Este y la de Doade por Suroeste; el terreno era fértil; producía: trigo, maíz, centeno, panizo, patatas, legumbres, hortaliza y frutas; había ganado vacuno, lanar y cabrío. La población era de 74 vecinos, en total eran 370 almas. Pagaba la contribución en el ayuntamiento de Lalín.

vilanova-011

Detalle del retablo/AVN

A principios del siglo XX, existía la Sociedad de Agricultores de San Juan de Villanueva y Doade; en 1915 se procedió a elegir una nueva Junta Directiva, resultando designados los señores siguientes: Presidente, Manuel Taboada; Vicepresidente, Perfecto Gil; Secretario, Bernardino González; Tesorero, Pedro Canda; Vocales: Juan García, Antonio Ferradas, Benito Dobarro, Cesareo Gil, Amador González y José González; Delegados: Maximino Carrón, José Blanco, Ricardo Presas, Fermín Alle, Secundino Costa, Abelino Toures, Ramón González, Maximino Froiz y Antonio Taín.

La iglesia parroquial de San Xoán, aunque las referencias documentales la datan a mediados del siglo XII, los restos que conserva no se corresponden con esta cronología, lo que hace pensar que se construyó ya entrado el siglo XIII. Originariamente fue románica, modificada en 1881 según una lapida que hay en una pared, hoy solo conserva de la época románica la fachada principal y algunos canecillos, recolocados en la cornisa de los muros laterales de la nueva nave. Lo más relevante es la hermosa portada principal que conserva elementos románicos, con tímpano liso, rodeado por una única arquivolta de medio punto, sobre la que hay una moldura  taqueada. La arquivolta descansa sobre una pareja de columnas acodilladas, de fustes lisos compuestos por dos únicas piezas de tamaños desiguales. Los capiteles están adosados, de desbastado tronco piramidal, la mitad inferior es lisa y  la superior está decora. Los canecillos de la cornisa son mayoritariamente geométricos, con forma de proa de barco y en cuarto de bocel con placas superpuestas o con volutas, solamente hay uno muy tosco decorado con una cabeza de bóvido.

vilanova-025

Sepultura de José Carrón de Corrigatos, 2º Comandante de Infantería, 1866/AVN

En el interior de la Iglesia se conserva una pila bautismal románica. Lo más interesante es el retablo mayor que fue diseñado tomando como referencia, el retablo mayor de la Iglesia de Santiago de Catasós, diseñado en 1586 por el escultor y entallador Juan de Villoldo, cuyos dibujos se conservan en el Archivo Histórico de Lugo. Juan de Villoldo estaba emparentado probablemente con una familia de artistas castellanos, a la que pertenecían entre otros, el pintor también llamado Juan de Villoldo y el escultor Isidro de Villoldo, ambos seguidores de Alonso Berruguete.

En la parroquia hay un cruceiro original por lo historiado del capitel y por la figura del Crucificado y sobre todo por los casi seis metros de altura. Dentro de la arquitectura civil, destaca una antigua casona situado al lado de la iglesia, que no tiene blasones quizá porque se han perdido y tiene  una hermosa galería.

Bibliografía:

  • pares.mcu.es/Catastro
  • bvpb.mcu.es/Diccionario de Miñano y Diccionario de Madoz
  • estudiosgallegos.revista.csic.es/Retablo de Catasós
  • Armando Vázquez y Daniel Gonzalez: A comarca do Deza. DPP

Antonio Vidal Neira, Madrid, 19/01/2017

Anuncios

6 pensamientos en “NOTICIAS HISTÓRICAS DE LA FELIGRESÍA DE SAN XOÁN DE VILANOVA

    • Hola Manuel, gracias por el comentario. Intento recuperar toda la documentación que puedo sobre nuestra tierra. El artículo sobre el retablo de la Iglesia de Catasós, es profundo e interesante.Un saludo, Antonio

  1. Antonio Vidal: Moito che agradezo tódolos datos históricos sobre Vilanova, que supoñen un gran traballo e tempo de dedicación. Graciñas e continúa buscando as nosas raíces de Deza.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s