EUGENIO MONTERO RÍOS, DIPUTADO POR LALÍN EN 1871

Montero Ríos fue un gallego “enxebre”, muy amante de su tierra y sobre todo de Santiago, era muy inteligente, de gustos muy sencillos y modestos, de trato apacible y cordial, frio, experimentado, experto parlamentario, un verdadero político; con él desapareció la España política de Isabel II, de la Revolución del 69, de Amadeo de Saboya, de la I República, de la Restauración, en la que fue un participe más o menos significado. Fue diputado a Cortes por la circunscripción de Lalín en las elecciones de 1871 y recibió los Últimos Sacramentos de manos del sacerdote dezano Sr. Vales Failde, amigo de la familia y persona muy estimada del Sr. Montero. Su mujer Avelina Villegas Rubinos, era prima hermana del escritor e ilustre cura de Lalín Laureano Guitián Rubinos.

Eugenio Montero Ríos, fotografía 1914

Nació en Santiago de Compostela el 3 de noviembre de 1832,  en una modestísima casa de la calle de la Cuesta Vieja. Se casó con Avelina Villegas Rubinos (y no Rubiños). Estudió en el Seminario compostelano los primeros años de Filosofía, abandonando los estudios eclesiásticos por falta de vocación; luego pasó al Instituto donde hizo el Bachillerato, después de obtener el grado a merito; estudio cuatro años de Teología en la Facultad del Seminario  Conciliar y  en la Universidad cursó la carrera de Derecho, licenciándose con premio extraordinario. Sigue leyendo

Anuncios

ROBERTO NÓVOA SANTOS Y LA COMARCA DE DEZA

José María Calviño Mariño, corresponsal del periódico El Pueblo Gallego en Lalín, publicó varios artículos que tenían como objetivo ocuparse de las “cosas” de Lalín, sin más preocupación que buscar la claridad en el pensamiento, en las ideas y la exactitud de los hechos. Uno de los artículos más interesantes por el personaje y por la trascendencia que podía tener para Lalín, fue el titulado: “EL FUTURO POLITICO DE LA COMARCA DE DEZA. UN RUEGO A DON ROBERTO NÓVOA SANTOS”, (El pueblo gallego, 19/04/1930).

Fachada de la Escuela Hospital-Asilo

José María Calviño Mariño, casado con Esclavitud Moure y Moure, cartero urbano de la Estafeta de Correos de Lalín, de  la que era Administrador Antonio López Varela (conocido cariñosamente como “Varelita”),  secretario de la Federación Agraria de Lalín y corresponsal  del periódico El pueblo gallego: diario de la mañana al servicio de los intereses de Galicia, que se vendía en la Confitería de Jesús Hernández, en la calle de Joaquín Loriga y en la sombrerería de Lino da Silva. El corresponsal Sr. Calviño, firmaba siempre J.M.C.M., en sus artículos tenía como objetivo ocuparse de las “cosas” de Lalín, sin más preocupación que buscar la claridad en el pensamiento, en las ideas y la exactitud de los hechos. Además de hacer la crónicas de las noticias de Lalín, escribía artículos  en los que defendía lo que consideraba que era lo mejor para su pueblo. Un día era la lucha por el Instituto, que tan necesario era en la comarca; otro, el adecentamiento de la Villa, que estaba en el mayor abandono; otro, el arreglo del cementerio, que parecía un bosque y estaba lleno de escombros,… Sigue leyendo