“EL CARLISMO”, POR LAUREANO GUITIÁN RUBINOS

Laureano Guitián Rubinos

LAUREANO GUITIÁN RUBINOS, dejó inédito un documentado trabajo en prosa, firmado con el seudónimo Un sacristán de aldea“, titulado O carlistas o no católicos”, escrito en el año 1871. El autor fue sacerdote y párroco de  Santa María de Donramiro (Lalin) y  un distinguido escritor, que figura entre los narradores ocasionales gallegos del siglo XIX. Hombre de talento y cultura, gozó fama de ser el párroco más ilustrado de su tiempo en la diócesis lucense. Colaboró en varios periódicos, era un entusiasta de la música y tocaba admirablemente el violín y otros instrumentos. Tuvo entrañable amistad con los ilustres lucenses, compañeros suyos del Seminario, Aurelio Pereira, el gran poeta y notable periodista y Juan Montes, el memorable músico autor de “Negra sombra”. Laureano Guitián Rubinos era hijo de Laureano Guitián Somoza, administrador de Rentas estancadas en Fonsagrada y Sarria y Josefa Rubinos Armesto. Nació en la villa de Puertomarín (Lugo) y falleció en la rectoral de Donramiro el 23 de octubre de 1886, a los 42 años de edad. Sigue leyendo

Anuncios

FRAY JOSÉ GIL TABOADA, ESCRITOR Y POETA

Fray José Gil Taboada fue uno de los personajes más sobresalientes que tuvo la provincia franciscana de Santiago en los primeros decenios del siglo XVIII. Religioso franciscano, escritor y poeta romancista de la Tierra de Deza que escribió en gallego algunas de sus poesías,  participó, con otros cien autores,   en las Fiestas Minervales de Santiago de 1697, en honor de Alonso III de Fonseca y Ulloa, apodado “El Grande”,  arzobispo de Santiago de Compostela y de Toledo. Las trabajos fueron recopilados en un volumen que es la mejor representación de la poesía barroca gallega.

Puerta de entrada al Pazo de Barcia/AVN

Fray José Gil Taboada, nació en San Esteban de Barcia, a mediados del siglo XVII,  en la casa solariega y pazo de Barcia, propiedad de la familia Gil Taboada, en el ayuntamiento de Lalín, provincia de Pontevedra.  Era hijo de Jacobo Gil Taboada y de María Luisa de Pedreyra Gago y Losada. Su padre era doctor en Leyes, abogado de la Real Audiencia y Tesorero de la Universidad. En 1655, dedicó un altar a Nuestra Señora del Buen Suceso en la iglesia de Santo Domingo de Santiago, con sepultura para sus padres Cristóbal Gil Taboada y María Fontao. Sus hermanos fueron Bernardo Gil Taboada de Pedreyra Losada, licenciado en 1612, cura propio del beneficio de Santa María de Beán; Francisco Manuel Gil Taboada, franciscano, Josefa Bernarda y María Rosa, ambas monjas en el convento de Santa María de Belvis. En el año 1732, Sor María Gil Taboada fue nombrada abadesa de Santa Bárbara de la Coruña. Era sobrino  del arzobispo de Sevilla Felipe Gil Taboada y primo de Cayetano Gil Taboada, obispo de Lugo y arzobispo de Santiago. Sigue leyendo