VECINOS DE SAN MARTÍN DE LALÍN EN EL AÑO 1753

En el año 1753, los lugares de Lalin de Arriba, la Torre, el Estanco, Lagazos, Outeiro, Revoredo y Afonselle, formaban la feligresía de San Martin de Lalín que tenía treinta y siete vecinos y en total el vecindario era de ciento cuarenta y ocho personas y la actividad industrial importaba tres mil cuatrocientos veinte reales.

Iglesia de San Martín de Lalín/AVN

El Catastro de Ensenada es uno de los mejores medios para conocer Lalín a mediados del siglo XVIII. En el año 1753, los lugares de Lalin de Arriba, la Torre, el Estanco, Lagazos, Outeiro, Revoredo y Afonselle, formaban la feligresía de San Martin de Lalín que junto con San Cristóbal da Pena eran anejas de la parroquia de Santa María de Donramiro, donde vivía el cura párroco  Manuel Enríquez de Yebra, ayudado en las labores pastorales por los presbíteros Andrés de Ulloa, hermano del dueño del pazo de Filgueiroa y Domingo López. Los Libros de Personal y Real de Legos, contienen una relación de todos los vecinos legos de ambos sexos, con distinción de edades, estado civil, oficio, artes e industria,  tierras, casas, molinos, censos, ganados de varias especies, colmenas y todo cuanto hay en dicha feligresía. Las actividades industriales importaban tres mil cuatrocientos veinte reales y los vecinos de la feligresía eran treinta y siete, había una mujer  viuda  y tres solteras;  los individuos del vecindario en que se incluían las viudas y solteras, eran en total ciento cuarenta y ocho; los comprendidos en el personal cincuenta. A saber: Sigue leyendo

FRANCISCO GIL TABOADA MAYORDOMO DE RENTAS DEL CONDE DE LEMOS EN LA JURISDICCIÓN DE DEZA

En el año 1695, Ginés Fernando Ruiz de Castro,  Conde de Lemos y Andrade, dueño de la Tierra de Deza, nombró al hidalgo Francisco Gil Taboada, natural del Pazo de Bergazos, Mayordomo de Rentas en la Jurisdicción y Mayordomía de Deza, en lugar de su padre Gómez Gil Taboada.

Escudo de los Gil Taboada que preside el Pazo de Bergazos/AVN

El Mayordomo de Rentas era el encargado de administrar  las propiedades y rentas de que disponía en la Jurisdicción y Mayordomía de Deza durante la Edad Moderna el Conde de Lemos; era un cargo de gran importancia e influencia, aunque no estaba exento de algunos riesgos, pues debía responder con sus propios bienes si era acusado de mala administración. Mientras la economía fue prospera el cargo fue ocupado por  los hidalgos locales, pero al descender el valor de las rentas, el cargo paso a ser ocupado por hombres del común que buscaban ascender en la escala social.

En la Tierra de Deza el mayordomo era elegido directamente por el Conde de Lemos y Andrade que en el año 1695, nombró al hidalgo  Francisco Gil Taboada, vecino de la feligresía de Santa Eulalia de Donsión y residente en el Pazo de Des, su Mayordomo de Rentas en la Jurisdicción y Mayordomía de Deza, en lugar de su padre Gómez Gil Taboada, cuyo título esgrimió, el 10 de Julio de 1695, ante el escribano de numero Gabriel de Castro, para firmar la escritura de asientos y fianzas,  estando presentes Tomas Antonio de Azua, Contador Mayor de los Estados de su Excelencia y los testigos Cristóbal Álvarez vecino de San Cristóbal da Pena,  criado del escribano,  Antonio Bermúdez Sotomayor cura de las feligresías de Santa Eulalia de Donsión, Santa María de Donramiro y San Martin de Lalin y el licenciado José Gil Alén, clérigo presbítero, vecino de Santiago de Anseán y capellán de Gómez Gil Taboada. Sigue leyendo