JOSE MARIA REVOREDO, EMPRESARIO Y PRESIDENTE DEL CENTRO GALLEGO DE AVELLANEDA (ARGENTINA)


José María Revoredo nació en San Xoán do Sisto en 1877, emigró a Argentina en 1897, donde llegó a ser un importante empresario y presidente del Centro Gallego de Avellaneda.

RETRATO 2

José María Revoredo / Galiciana

José María Revoredo nació el año 1877 en la aldea de San Xoán do Sisto, Ayuntamiento de Dozón, partido judicial de Lalín, en la provincia de Pontevedra y emigró a la Argentina en 1897, estableciéndose en Buenos Aires. Su madre María Calvo de Revoredo, murió en Lalín donde residía, el 18 de febrero de 1917, a la avanzada edad de 80 años; el sepelio de sus restos mortales constituyó una importante manifestación de duelo de todo el pueblo de Lalín.

Contrajo matrimonio con la distinguida señora Manuela Deza y tuvo ocho hijos de los que fallecieron dos, los que le quedaron se llamaban María, Benita, Nieves, José, Carlos y Héctor. La mayor María casó con el doctor Carri. Sus hijos le ayudaron en los negocios y uno trabajó en una gran empresa, en la que hizo honor a su padre, llegando a  ser un gran financiero.

Su desenvolvimiento comercial lo llevó a cabo en la ciudad de Avellaneda que en aquella época se consideraba “la Manchester de la Argentina” y por otra parte en cuanto al número de sus habitantes era la segunda ciudad más importante del país argentino.

COMISION DIRECTIVA

Comisión directiva del Centro Gallego de Avellaneda. El señor Revoredo es el tercero sentado de derecha a izquierda / Galiciana

Durante cinco años fue dependiente de comercio y en 1902 se estableció por su cuenta  dedicándose al comercio de ramos generales. Pero después se especializó y dedicó a la importación de materias primas para la fabricación de jabón, entre las que se encuentra la resina, soda caustica, silicato de soda, cloruro de cal, ceniza de soda, soda Solwqy, soda cristal, aceite de palma, aceite de coco, carbonato de cal, talco, colorantes (anilina), alambre para cortar jabón, oleína, pesa lejías, sebo, grasas, etc. etc.

Tenía un almacén de arquitectura colonial, que llamaba la atención por la construcción y los aparatos que corresponden a esta clase de establecimientos que estaba situado en la calle Pedro Mendoza, numero 1865, de  Buenos Aires y los demás establecimientos estaban en Avellaneda:  en la calle Río Cuatro 517; en la calle  Bernardino Rivadavia 280, que fue su residencia hasta que se trasladó a la calle Bernal; un almacén de frutos del país, en la calle Bernardino Rivadavia 128; un gran garaje, en la calle Bernardino Rivadavia 361 y otro en Avellaneda, F.C.S. 361 (Barrio Piñeyro) y otros garajes más, todos de su propiedad.

BOLETIN DEL CENTRO GALLEGO

Boletín del Centro Gallego de Avellaneda, del que era presidente / Galiciana

Además, el señor Revoredo tuvo grandes negocios con el gobierno nacional argentino y con los Ferrocarriles del  Estado, llegando a ser el capital de sus negocios de varios centenares de miles de pesos. También se dedicó a empresas de transportes y excavaciones de terrenos con las que realizó contratos por varios millones de pesos.

A nivel personal, la cooperación que prestó a diferentes sociedades fue muy grande e importante, perteneció entre otras sociedades al Centro Gallego de Buenos Aires, Cámara de Comercio Española, Hospital Español, Sociedad Española de Socorros Mutuos de Avellaneda, El Pueblo Unido, Club Independiente de Bernal, La Patriótica Española, Hijos del Partido de Lalín, Orfeón de Fonsagrada, Club Español de Buenos Aires, Automóvil Club de Avellaneda, Centro Comerciantes de Avellaneda y de Piñeyro, Club de Gimnasia, Cámara Mercantil de Avellaneda, Sala de Primeros Auxilios de Pablo Spínola de Piñeyro, socio de la Asociación Protectora de la Real Academia Gallega, Asociación de Propietarios de Carros y otros.

EDIFICIO

Sede del Centro Gallego de Avellaneda / Galiciana

Fue presidente del Centro Gallego de Avellaneda, varias veces y en una de sus presidencias se hizo el edificio social del Centro Gallego de Avellaneda y en otros periodos presidenciales se hicieron las reformas del amplio y hermoso local, evaluados en 500.000 pesos. El Centro se hallaba instalado en un edificio propio, situado en una de las mejores calles de Avellaneda, en la Avenida Bartolomé Mitre 780,  frente a la plaza principal. El Centro publicaba un Boletín, en el que figuraba el lema del Centro: Todos para uno y uno para todos. En 1917 siendo presidente se hizo un gran homenaje,  al ilustre y heroico marino coruñés, el capitán Manuel Deschamps.

ANUNCIO REVOREDO

También fue vocal del Banco Comercial de Avellaneda y como para aprobar las obras publicas de la industriosa ciudad de Avellaneda era necesario que dieran el voto los mayores contribuyentes, el señor Revoredo se encontraba en estas condiciones, prestándose siempre a votar todo aquello que significaba progreso para la población.

José María Revoredo era de carácter afable, simpático y sumamente comunicativo, inspiraba una gran confianza y cordialidad desde el primer momento en que se le trataba. La franqueza que tenía, la simpatía de que gozaba entre el pueblo, era motivo para que en las fiestas populares y patriótica, formara parte como miembro de las comisiones que se constituían, prestando con entusiasmo y acierto su valiosa cooperación.

GAREJE

No obstante los largos años de ausencia de su país nativo, el señor Revoredo era un acendrado patriota gallego y español y un fervoroso amigo leal y entusiasta de la República Argentina, donde fue un importante empresario y donde creó un verdadero hogar hispano-criollo.

El joven periodista gallego residente en Argentina, Amador Rodríguez Guerra, le dedicó un soneto a José María Revoredo, titulado “El genio de la raza”, como prueba de su afecto y consideración:

Gigante, altanero, se esparce por el mundo / El genio vigoroso de la raza / Fecundo en ensueños y grande de alma; / Noble en sus hechos y en pensar profundo / Soñador, audaz, aventurero, / Generoso, austero, indomable. / Valeroso en el combate, por la paz bueno, / Dócil, sumiso y siempre amable. / Y siendo siempre como el noble Quijote / Que Cervantes inmortalizó, / Nuestro espíritu rueda por el mundo   sin una huella de desilusión / Aunque  / Aunque Sanchos nos llamare un día / Quien jamás nuestro genio domó (Boletín del Centro Gallego, nº 157, 15 septiembre 1916).

Bibliografía:

  • El Correo de Galicia: órgano de la colectividad gallega en la República Argentina. Num. 1218 (26/05/1929)
  • Boletín oficial del Centro Gallego de Avellaneda.

Antonio Vidal Neira, Lalín, 29/08/2021

Un pensamiento en “JOSE MARIA REVOREDO, EMPRESARIO Y PRESIDENTE DEL CENTRO GALLEGO DE AVELLANEDA (ARGENTINA)

  1. Gracias, Antonio

    El dom., 29 ago. 2021 19:43, Historia de la Tierra de Deza escribió:

    > Antonio Vidal posted: ” José María Revoredo nació en San Xoán do Xisto en > 1877, emigró a Argentina en 1897, donde llegó a ser un importante > empresario y presidente del Centro Gallego de Avellaneda. José María > Revoredo nació el año 1877 en la aldea de San Xoán do Sixto, Ayu” >

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .